La pandemia deja en segundo plano al Cáncer

0
327

La psicóloga y trabajadora social de la Asociación de Fuerteventura contra el Cáncer, ya integrada a nivel nacional en la AECC, Beatriz García y Yurena García ,han acudido a El Magazine de Onda Fuerteventura, junto a Esmeralda González, paciente oncológica, para denunciar que el cáncer haya pasado a un «segundo lugar» y comunicar que se presentará ante el Gobierno central un Plan Nacional único para combatir el cáncer independientemente de en qué lugar o la situación en la que se encuentre el afectado.
Según explica Beatriz García el acuerdo para este Plan estatal se basa en la prevención, convivencia e investigación contra el cáncer. Además, trata de señalar la situación en la que han quedado los pacientes oncológicos tras la pandemia y en el colapso sanitario que ha supuesto.
«Nadie está exenta de tenerla y todavía a día de hoy no hay investigación suficiente para determinar por qué nos morimos de cáncer», lamenta Esmeralda González.
Esmeralda González fue diagnosticada de cáncer de mama después de todo un año acudiendo a consultas médicas, para lo que tuvo que trasladarse a otra isla, «no había oncólogos en Fuerteventura«, señala. En ese momento «deciden que es pequeñito» y que solamente requerirá la extracción «de una parte de la mama».
«A los dos años me quitan las dos mamas, me quitan los ovarios y ahora tengo metástasis en el cuello» y subraya que durante esa época ha estado «más en Las Palmas» que «aquí en mi casa».
González agradece el apoyo de la Asociación, quienes aportan un «sitio» donde instalarse a aquellas personas que  se tienen que trasladar de isla, además de ofrecer servicios de psicología o fisioterapia a los pacientes, y que «te permite compartir con personas que están como tú», cuenta. «Gracias a la Asociación un paciente oncológico puede estar mejor».
Sin embargo, González afirma que no se explica como «investigas una vacuna para el coronavirus en menos de un año, y una enfermedad que conocemos hace 50 años no esta investigada».
González cuenta que en diciembre tuvo su última operación y que tuvo que pedir el alta voluntaria del hospital ya que, tras pedir a las enfermeras varias veces atención para poder ir al baño tuvo que hacer «las necesidades en la cama» porque la enfermera «no tenía tiempo» de atenderla.
«El Covid conlleva a que todo lo demás queda en un segundo o tercer plano, y no creo que el cáncer sea una cosa para llevar a un segundo o tercer plano», sentencia.
Escucha la entrevista completa:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here