La Policía Local pide pruebas periódicas del Covid-19

0
387

Los jefes de las policías locales de Canarias, junto a diversos sindicatos, solicitan que estos profesionales sean considerados personal de alto riesgo por las características de su labor y, de esa manera, estar sometidos a las pruebas periódicas para detectar si tienen síntomas o no del Covid-19, con el objetivo de reducir riesgos para los propios funcionarios, sus familiares, así como los ciudadanos con los que intervienen a diario.

La Federación de Asociaciones de Jefes de Policías Locales del Archipiélago (Feajespol) envió sendos escritos al consejero de Seguridad y Justicia del Gobierno de Canarias, Julio Pérez, y al director general de Seguridad y Emergencias, Gustavo de Armas Gómez, para que realicen las gestiones pertinentes ante el Ministerio del Interior y contribuir de esa manera a una mayor seguridad para los policías locales de las islas.

El primero de los comunicados se remitió al consejero el pasado 31 de marzo, mientras que el segundo se envió ayer al director general. Ambos documentos fueron remitidos por el presidente de la citada Federación, Pedro Gordillo, jefe de la Policía Local de Puerto del Rosario. Según a dicho representante de Feajespol, tras la declaración del estado de alarma por parte del Gobierno del Estado para intentar evitar la expansión del coronavirus Covid-19, los agentes municipales en Canarias realizan todo tipo de tareas, no solo para garantizar el confinamiento, sino también con servicios de colaboración con personal sanitario, servicios sociales, de abastecimiento de productos básicos o toda clase de acciones humanitarias. Y, además, sin desatender las funciones que tienen encomendadas como agentes de la autoridad.

Los jefes de los cuerpos de seguridad municipal aseguran en la exposición a Julio Pérez que «no hay ninguna duda del enorme riesgo que asumen en relación con posibles contagios», que ponen en peligro «su propia vida». En el texto remitido ayer a Gustavo de Armas se añade que estos profesionales están «en primera línea» para llevar a cabo su actividad, «pero sin medios de protección o con los mínimos». En la misma línea, Pedro Gordillo le recuerda al director general de Seguridad y Emergencias que, durante el último mes, «seguimos igual, buscándonos la vida con mascarillas caseras, guantes, gel, alcohol u otros». Asimismo, insiste en recordar que los policías locales del Archipiélago y los miembros del Cuerpo General de la Policía Canaria (CGPC) deben ser considerados personal de alto riesgo y, por tanto, ser sometidos a las pruebas que el protocolo establece a nivel nacional.

En el mismo escrito le recuerda a Gustavo de Armas que «nos gustaría que se nos tratara con el mismo respeto que al resto de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y ahí están los números de actuaciones», que en todo el país superan a las de la Guardia Civil y las de la Policía Nacional. Y matiza que, todavía más importantes, son los servicios que se llevan a cabo con personas mayores, menores de edad y otros ciudadanos necesitados, como enlace entre la administración y los administrados.

Comentarios

comentarios