La Policía Nacional detiene en Las Palmas a un organizador de pateras con destino a Canarias

0
307

Debido a esta falta de mínimas condiciones de seguridad, un viaje que podía tener una duración de unos dos días, se dilataba hasta once días, tal como se constató con una de las pateras fletadas por esta organización, rescatada en alta mar por Salvamento Marítimo con 13 inmigrantes a bordo, en muy mal estado y de la que se tuvo constancia de que había partido de las costas africanas con 21 pasajeros y ocho de ellos habían fallecido.

Uno más en el C.I.E

Los investigadores averiguaron que el detenido trabajaba para esta mafia encargándose de ocultar a los inmigrantes en diferentes domicilios con los que cuenta la organización en Marruecos, a la espera de su embarque, cobrándoles el dinero del viaje -una cantidad que oscilaba entre los 800 y 1500 euros-. También comprobaron que en el mes de julio viajó en una de las pateras de su propia organización, junto con 33 inmigrantes más.

Tras su rescate, facilitó una identidad y nacionalidad falsa, que unido al cambio de imagen que se había realizado, hizo que fuera considerado como uno más en el C.I.E., desde donde continuó trabajando para la organización, aleccionando y amenazando al resto de inmigrantes para que facilitaran datos falsos y no le delataran a él ni al patrón.

Durante el trámite del expediente de expulsión se comprobaron los datos facilitados por estos inmigrantes, pudiendo averiguar la verdadera identidad del detenido procediendo a su arresto. Una vez detenido y apartado del resto, al verse libres de presiones y amenazas, los inmigrantes colaboraron en la identificación del patrón de la embarcación, un senegalés de 24 años de edad que también fue arrestado por favorecimiento de la inmigración ilegal.

Entre los pasajeros de dicha patera se encontraban varias mujeres de origen nigeriano que eran enviadas a España para su explotación sexual, que una vez detectadas fueron incluidas dentro del Protocolo de Atención a las Víctimas de la Trata de Seres Humanos.

La intervención, que continúa abierta, ha sido desarrollada por agentes del Grupo III de la UCRIF de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Las Palmas con la colaboración de la UCRIF Central de la Comisaría General de Extranjería.

Comentarios

comentarios