La ULPGC estudia la genética de la lapa majorera

0
218

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a través de la Fundación Biodiversidad, cofinancia en 2020-2021 el proyecto de investigación de la ULPGC titulado ‘SNPs4candei – Diversidad genética de las poblaciones de Patella candei. Bases genómicas para el manejo, gestión y conservación del recurso’.

Este proyecto se refiere a la lapa majorera, clasificada dentro del complejo Patella candei, que constituye un recurso histórico, tradicional y un endemismo de la biodiversidad del Archipiélago Canario. La protección y el manejo de sus poblaciones se han visto obstaculizadas por la falta de consenso sobre su posición taxonómica y rango de distribución. En la actualidad, diversos enfoques ecológicos, morfológicos y moleculares no han permitido un consenso acerca de las significativas unidades evolutivas que compondrían el complejo Patella candei.

La gestión y conservación de este organismo requiere ineludiblemente la clarificación de su posición filogenética y taxonómica, y la estimación de la diversidad genética a lo largo del rango de distribución de sus poblaciones. El análisis de una representación reducida de su genoma proveerá marcadores altamente resolutivos (SNPs) para resolver estas cuestiones fundamentales para la implementación con garantías de iniciativas para su conservación.

Los objetivos que se marca este proyecto son la caracterización genética de la lapa majorera y el estudio del flujo genético entre las diferentes poblaciones y de la viabilidad de las mismas, junto al análisis y evaluación genómica de las unidades biológicas de Patella candei, para la conservación y gestión de sus poblaciones y como herramienta básica para la gestión. Asimismo, se procederá a la actualización y ampliación de la información sobre la especie, en peligro de extinción. Contribuyendo a una gestión eficaz mediante Directrices para su conservación.

En este proyecto participan la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, la Universidad de Santiago de Compostela y el Instituto Español de Oceanografía (Centro Oceanográfico de Canarias) que representan al sector de la investigación, junto a la Viceconsejería de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias, competente en la conservación de la Biodiversidad y la Federación de Pescadores de Las Palmas que representan al sector extractivo.

La lapa majorera es considerada un endemismo macaronésico de los archipiélagos de Salvajes , donde es muy abundante, y de Canarias, donde sólo en Fuerteventura mantiene algunas poblaciones, aunque no muy numerosas en determinadas localidades de su litoral.

Habita en la franja más alta de la zona de mareas o intermareal (mesolitoral superior) de las costas rocosas, especialmente en áreas no sometidas a fuertes oleajes. Su principal amenaza es el marisqueo, ya que esta especie alcanza una gran tamaño y prefiere, dentro de la franja intermareal, la zona más alta y menos batida, por lo que es fácilmente recolectable.

Esta especie ha sido ampliamente recolectada desde tiempos prehispánicos, como así lo demuestran los numerosos restos encontrados en los concheros que dejaron los aborígenes en varias islas. Otro factor que posiblemente también haya contribuido de forma importante en la reducción de sus poblaciones en Canarias es la destrucción o degradación de su hábitat, fuertemente sometido a la actividad humana.

Ha sido incluida en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas en la categoría de «en peligro de extinción» (Orden de 9 de julio de 1998, según corrección BOE Nº191, de 11 de Agosto de 1998), por lo que su recolección o la destrucción de su hábitat es considerada por la Ley 4/1989 como falta «muy grave».

Comentarios

comentarios