«La vida sin música sería un desastre»

0
280

El equipo directivo de la Escuela de Música de Fuerteventura pasaron hoy por El Magacín con motivo de la apertura del periodo de preinscripción en la Escuela Insular de Música para el curso 2018-2019, que se coordina desde la Consejería de Educación, dirigida por Juan Jiménez. Con ellos hablamos sobre la importancia de la música en «todas las etapas educativas» y sobre la «escasa» incidencia que esta materia ha tenido en los Planes Educativos -muy al contrario que en el resto de países europeos-.

Nietzsche decía que la música era un hechizo. Una bruja que pervierte y absorbe. Y que no tenía nada que ver su procedencia con las musas ni las sirenas, como decían otros filósofos. Algo en lo que coinciden los titulares de la Escuela de Música cuando afirman que «la vida sin música no tendría sentido, sería un desastre».

Cuando hace unos años la plantilla estaba compuesta por 34 profesores, nadie imaginaba lo que iba a ocurrir. El recorte presupuestario y los diferentes ajustes dejaron en 13 profesores la formación de un millar de alumnos distribuidos de norte a sur de Fuerteventura. Hoy en día han logrado salir hacia delante, mantener niveles de matriculación muy elevados y que la música, en cualquiera de sus diversas disciplinas, mantenga la importancia que tenía antes de que la Lomce la arrinconara.

La educación musical en España podría tener los compases contados. Con la reforma educativa, los menores pueden pasar por la educación obligatoria sin una sola clase de música. La norma le da una consideración menor y, por eso, pasa a ser optativa en competición directa del aprendizaje, por ejemplo, de un segundo idioma. Padres y profesores dicen no entender esta decisión. El equipo directivo de la Escuela de Música, tampoco. Quizá sea eso lo que explique que las aulas de este Centro alberguen alumnos de diversas generaciones, padres e hijos, que comparten afición de forma distendida.De todo ello hablamos con Inma Domínguez, Mar Medina, Thomas Figueroa e Isidro Jorge hoy en El Magacín.

El plazo para presentar solicitudes se extiende hasta el 24 de abril, incluyendo la preinscripción de alumnos de instrumentos de música clásica y contemporánea (a partir de ocho años de edad), timple solista, guitarra eléctrica (a partir de 12 años), guitarra española (a partir de 8 años) y folclore (a partir de 7 años).

 

Los aspirantes a cursar los estudios de timple solista deben hacer una prueba de suficiencia, mientras que para folclore realizarán una entrevista.
La información sobre esta oferta formativa por sede y solicitud de preinscripción puede consultarse en la dirección web http://www.cabildofuer.es/cabildo/areas-tematicas/educacion.

 

Comentarios

comentarios