Leticia Barreto, el arte de fotografiar insectos

La magia en los pequeños detalles de la naturaleza la podemos encontrar gracias a la belleza de la macrofotografía de insectos que desde hace años practica la majorera Leticia Barreto, técnica de Medio Ambiente del Cabildo Insular con una vocación autodidacta a la que dedica tiempo, dinero y paciencia. Sus trabajos han cosechado éxitos en certámenes digitales nacionales e internacionales, además de forjarse con los consejos de un buen equipo en los foros donde continúa formándose.


No obstante, existen pequeños detalles que muchas veces dejamos pasar, puesto que no son fácilmente perceptibles. Tal es el caso de los insectos que Barreto fotografía con esmero. Retratar insectos no es fácil. Pero Leticia tiene una gran paciencia y una disposición absoluta para aprender técnicas y trucos para hacerlo. “Leo muchas páginas de fotografía en internet y he realizado cursos de acercamiento a los insectos; me gusta ver sus poros, sus ojos, todos sus rasgos inadvertidos a simple vista”, dice convencida. “Es muy difícil retratarlos —continúa—, porque como son muy pequeños, cualquier alternación hace que se mueva la cámara y pierdas el enfoque, además la profundidad de campo es mínima”.

Ha fotografiado paisajes, estrellas y personas desde que tiene uso de razón pero no fue hasta que consiguió una lente macro, y comenzar a ver cómo podía capturar, y crear un mundo de maravillas a través de una lente”, añade Leticia. Desde ese instante, entendió que la fotografía era como pintar a través de un lente en cuestión de segundos. La cámara es como una herramienta para la creatividad y las expresiones.

Los insectos tienen ese ser monstruoso que, aunque pequeños, suelen dar miedo a los humanos. Y esta morfología casi «alienígena» inspiradora de películas de terror y personajes ficticios, es la que trata de captar Leticia Barreto a lo largo y ancho de Fuerteventura. Reclama un poco más de atención a este sector que podría despertar profesiones en los más jóvenes, «en la isla no tenemos ningún entomólogo y cuando los jóvenes descubren mis fotografías, además de generar curiosidad sobre la naturaleza, podrán despertar otro tipo de profesionales especializadas».

 

Leticia comenta que la macrofotografía es un pasatiempo que le permite dedicar tiempo a sus dos pasiones, la naturaleza y las actividades creativas.»Esta afición me ha permitido acercarme a los organismos más pequeños, dándome una visión más exacta de las pequeñas cosas de la vida que con demasiada frecuencia pasan desapercibidas», declara  «Me alegra mucho poder compartir estos logros con otras personas a través de las redes sociales».

 

Comentarios

comentarios