Libertad provisional para el hombre que mordió a un policía tras exigir una prueba de COVID-19

0
611

El juez del Juzgado de Instrucción Número 2 de Arrecife (Lanzarote) ha decretado liberad provisional y sin fianza para el hombre de 44 años que acudió esta semana a un centro médico exigiendo que le realizaran un el test del COVID-19, amenazando posteriormente al personal sanitario y llegando a golpear y morder a un policía nacional que le requirió que depusiera su actitud.

Así lo ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), que añade que al varón se le acusa de un presunto delito de atentado y otro de lesiones.

La Jefatura Superior de Policía de Canarias ha explicado que fue el personal del centro el que llamó al 091 explicando que se había presentado allí un individuo exigiendo que se le realizara la prueba del coronavirus pese a manifestar que no tenía síntomas.

Además, en un momento dado, el hombre afirmó que no le querían atender porque le habían visto «cara de tonto» y llegó a amenazar a varios sanitarios.

Hasta allí acudieron varios policías, que trataron en vano de dialogar y calmar al individuo, quien continuó con actitud desafiante y amenazante, mientras que cuando uno de los agentes trató de identificar al individuo, éste le asestó un fuerte golpe cayendo ambos al suelo, donde le propinó también un mordisco en la pierna.

Finalmente, los agentes consiguieron reducirlo y procedieron a su detención como presunto autor de un delito de atentado a agentes de la autoridad. Cuatro policías sufrieron lesiones de carácter leve durante la intervención, de las que fueron atendidos por personal sanitario.

Comentarios

comentarios