Limitado a 50 km/h el tramo de la carretera de las Dunas

994

El Cabildo de Fuerteventura ya ha trasladado a la comisión técnica que estudia alternativas para evitar el cierre definitivo de la FV-104, a la altura del Parque Natural de las Dunas de Corralejo, los resultados de la encuesta socioeconómica realizada a usuarios de esta vía y del estudio de aforo. Así se informó hoy, lunes, día 28 de enero, en una rueda de prensa del presidente de la Corporación, insular, Marcial Morales, la consejera de Carreteras, Edilia Pérez, el presidente de la comisión técnica y secretario general del Cabildo, Miguel Ángel Rodríguez, el alcalde de La Oliva, Isaí Blanco, y representantes de Edei Consultores y Vectio, José Luis Saavedra y Khalid Bougalim, entre otros.

«Seguimos apostando por mantener abierta esa vía con ciertas restricciones para permitir la actividad económica que se desarrolla en la zona, el acceso a zonas residenciales más próximas, a las playas y de los servicios de vigilancia de playas y emergencias y así hacerla compatible con el disfrute de este parque natural, además de establecer medidas orientadas a encauzar el tráfico no vinculado a la zona a la autovía», manifestó Morales.

La comisión técnica, que está formada por técnicos de carreteras, medio ambiente y ordenación del territorio de la Corporación insular, está recopilando información para elaborar diferentes estudios ambientales, técnicos y jurídicos para solicitar al Gobierno de Canarias la modificación de la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto de la autovía FV-1 que une Corralejo con Puerto del Rosario.

El Cabildo de Fuerteventura continúa así trabajando para que esta vía se mantenga abierta al tráfico con ciertas restricciones, una vez finalicen las obras de la autovía Caldereta-Corralejo.

«La comisión técnica ya ha planteado medidas como reducir de 70 a 50 kilómetros hora la velocidad en ese tramo de carretera para garantizar la seguridad y la conservación de la misma», adelantó Pérez.

Edei Consultores entrevistó a 410 residentes, 416 turistas y 110 operadores económicos para realizar el estudio de impacto socioeconómico durante el periodo en el que se cerró la vía, entre agosto y octubre de 2018. Entre las conclusiones del estudio, José Luis Saavedra destacó que de las encuestas realizadas a residentes se desprende que»el Parque Natural de Corralejo es un espacio de uso frecuente por los residentes que lo utilizan sobre todo para disfrutar las playas y pasear y, en menor medida, para realizar actividades deportivas». Además, «consideran poco relevante el impacto negativo del cierre para sus gestiones, compras o acceso al lugar de trabajo», detalló.

Los residentes «manifiestan una alta valoración del Parque Natural de Corralejo y sus atractivos para los visitantes» y «una mayoría significativa considera que el cierre, sin disponer de un nuevo acceso, perjudica a los residentes en Parque Holandés».

En cuanto a los turistas entrevistados, Saavedra dijo que se encontraban alojados en Corralejo, en pareja o grupo familiar. «Un 70% visitó el Parque Natural de las Dunas de Corralejo por sus playas y paseos», destacó Saavedra.  «El 50% de los entrevistados muestran un impacto negativo del cierre en sus accesos a las playas y una amplia mayoría manifiesta un escaso impacto del cierre en sus actividades deportivas, acceso al alojamiento, acceso al resto de la isla, gestiones o compras».

La encuesta realizada a agentes económicos señala que «la mayoría de los entrevistados manifiesta que el cierre les ha perjudicado en las excursiones y visitas a las dunas, y las actividades deportivas en las playas» y, en cambio, el impacto es mucho menor en lo que se refiere al acceso de sus proveedores, empleados, desplazamientos por compras y gestiones. «Un 40% de los entrevistados estima un impacto negativo del cierre en sus inversiones y viabilidad del negocio, mientras que un 50% estima una disminución de sus ingresos por ventas», aseguró Saavedra. Además, la mayoría de entrevistados «considera necesario el enlace de Parque Holandés con la nueva FV-1».

Por su parte, Khalid Bougalim manifestó en relación con el estudio de aforo de la FV-104 a su paso por el Parque Natural de las Dunas de Corralejo que «el tráfico que circula en la actualidad por esta vía es principalmente de paso, representando más del 80%». «Los usuarios procedentes principalmente de Corralejo y el cierre parcial de la carretera no produjo», expuso. Así, el número de visitantes diarios del parque natural, en el tramo entre el complejo hotelero y Parque Holandés, es de aproximadamente 1.000. Así mismo, los usuarios que proceden del sur pasan en el parque natural una media de 4 horas, por 2 horas que pasan los usuarios que proceden del norte. El cierre temporal de la carretera no ha generado colas ni retenciones en ninguno de los puntos del entorno de estudio, dijo Bougalim.

«El cierre de la carretera ha producido un incremento aproximado de 3.500 vehículos/día en la autovía FV-1. Esta cifra es similar al volumen de tráfico que presentaba la carretera de las dunas. La autovía ofrece una alternativa más rápida y segura de acceso a Corralejo que el itinerario por la carretera de Las Dunas», manifestó Bougalim.

Miguel Ángel Rodríguez argumentó que la comisión técnica también «tendrá que contar con información de la Demarcación de Costas y del Ayuntamiento de La Oliva para formular diferentes alternativas a la actual ordenación».

Hay que recordar que el Pleno del Cabildo acordó ya en septiembre de 2017 solicitar a la Consejería de Obras Públicas del Gobierno de Canarias que se adoptasen las medidas necesarias para evitar el cierre, aplicándose todos los condicionantes para desviar a la autovía la mayor parte del tráfico posible y otras medidas alternativas. Asimismo, el 17 de septiembre de 2018, el Pleno de la Corporación reforzó esta postura, aprobando por mayoría una moción relativa al mantenimiento de la carretera. El Grupo de Gobierno del Cabildo ha defendido reiteradamente ante el Gobierno de Canarias la necesidad de que dicha vía se mantenga abierta y siempre se ha opuesto al cierre contemplado en el proyecto de autovía Corralejo-Caldereta. Por su parte, el Gobierno de Canarias se ha comprometido a mantener abierta esa vía con restricciones.

El Cabildo de Fuerteventura ha remitido escritos al Gobierno de Canarias, tanto a la Consejería de Obras Públicas como a la Viceconsejería de Medio Ambiente para informarles sobre el acuerdo adoptado por el Pleno, relativo a instar al Gobierno de Canarias a que se adopten todas las medidas necesarias para que la carretera de las Dunas de Corralejo permanezca abierta, con ciertas restricciones, una vez finalizadas las obras de la autovía

Comentarios

comentarios