FIMAPA: «Las clases online y la brecha digital han creado situaciones muy estresantes en las familias»

0
368

La presidenta de CONFACANARIAS,  Josefa Méndez Verdú, instó ayer a la Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias a informar sobre los criterios específicos que se deben seguir para la evaluación, calificación y promoción de los contenidos educativos en el presente curso escolar.

La exigencia fue trasladada a la propia consejera, María José Guerra Palmero, en la reunión por videoconferencia desarrollada en la tarde del lunes 20 de abril, en la que también participaron el resto de miembros de la Junta Directiva de CONFAPACANARIAS, los titulares de las presidencias de las Federaciones de la Escuela Pública de todo el archipiélago, así como la representación de las familias en el Consejo Escolar de Canarias.

 

En la reunión, los representantes de padres y madres de la enseñanza pública canaria insistieron en la necesidad de conformar una Comisión de Emergencia  Educativa en la que se cuente con la participación de todos los sectores que componen la comunidad para abordar,  desde el debate y el consenso, las medidas a adoptar.

“Es imprescindible que la Consejería dicte ya una directriz clara a los centros educativos con las instrucciones y criterios de mínimos a cumplir por los equipos directivos para que estos puedan coordinar y unificar la labor docente” dijo Méndez Verdú quien calificó como “intolerable” que cinco semanas después de cerrarse las aulas “ en un mismo nivel educativo se usen herramientas diferentes para el mismo tipo de tareas”.

 

Además desde CONFACANARIAS se evidencia también la existencia de una brecha digital en el propio profesorado, que en muchos casos no cuenta con la información, formación y/o los medios necesarios para esta modalidad lectiva en red.

Entre las prioridades que debe abordar la propuesta Comisión de Emergencia Educativa en Canarias, padres y madres destacan la necesidad de encontrar una solución a la conciliación de la vida laboral y  familiar, dado que es previsible que se produzca la vuelta a la actividad laboral mientras los centros educativos continúan cerrados.

 

Por otra parte se solicitó información sobre la asistencia a las familias de cuota cero de comedor así como la distribución de material y equipos con los que las familias mas vulnerables puedan hacer frente a la brecha digital y social; al igual que las soluciones facilitadas a las familias  con hijos e hijas con Necesidades Específicas de Apoyo Educativo (NEAE).

 

CONFAPACANARIAS insiste en el papel fundamental de las familias y la exigencia de hacerlas partícipes, no sólo en las propuestas, sino también en las decisiones.

 

La titular de la Consejería emplazó a las familias a nueva reunión la próxima semana para dar respuesta y concreción a la propuesta de creación de esta mesa de trabajo en la que cuente con el criterio de las familias en la gestión educativa, durante y tras la superación de la crisis del Covid-19.

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios