Lola García plantea que la realidad de las personas trans sea recogida en los libros de texto

310

La diputada del Grupo Nacionalista Canario por Fuerteventura, Lola García, planteó ayer en el Pleno del Parlamento de Canarias la necesidad de que en la elaboración de los nuevos libros de texto y materiales curriculares también se vea correctamente reflejada la realidad de las personas transexuales.

La iniciativa responde “a una demanda que nos han expresado los padres y madres de alumnado trans, que insisten en la necesidad de explicitar su realidad para contribuir a normalizarla socialmente”, indicó. De esta forma se complementa una propuesta del Grupo Socialista relativa a los prejuicios culturales y los estereotipos sexistas y discriminatorios.
Subrayó Lola García que la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias ya cuenta con una importante trayectoria en esta línea “gracias al protocolo de acompañamiento de alumnado trans, que es un referente a nivel estatal”.

Pero reconoció que, no sólo en Canarias sino en el conjunto del Estado, “nos venimos encontrando con una definición de objetivos y actitudes a alcanzar, así como en su reflejo en los contenidos curriculares que sobre el papel está muy bien. Prácticamente la asumimos en su gran mayoría”.

Pero una cosa es la norma y otra la realidad. Por eso la visibilización es imprescindible, incluso a través de los libros de texto. Expuso Lola García las claves de un estudio comparativo sobre libros de texto de Sociales y Geografía que mostraba como sólo había un 7% de referentes femeninas, un 3% de fuera de Europa, un 2% de personas de clase baja, y apenas una única referencia a personas de etnia gitana.

“La conclusión a la que llegaba es que muchas veces los libros de texto están hechos desde una posición de poder de grupos blancos, europeos y de clase media que acaban invisibilizando a ciertos colectivos. Y si nos referimos a la realidad transexual la situación es mucho peor”, señaló.

Por eso “los padres, pero sobre todo las madres, han dado un golpe en la mesa y han decidido que no podían seguir tolerando la infelicidad de sus hijos. Luchan contra quienes siguen considerando a la transexualidad como una patología, disforia o incongruencia de género”, concluyó Lola García.

Comentarios

comentarios