Los automovilistas denuncian a las ITV por acortar los plazos hasta seis meses

0
2614

La crisis sanitaria provocada por la covid-19 ha supuesto para las ITV un enorme problema a costa de las fechas de vencimiento de los plazos, con prorrogas que no benefician del todo a los usuarios y sí a las propias ITV que, en algunos casos, va a suponer que un mismo vehículo que supere la inspección tenga que volver a pasarla el mismo día sin alargar por tanto el siguiente vencimiento.

Por ello, y ante las muchas consultas generadas, la organización de defensa de los conductores AEA interpuso un recurso contra la orden del Ministerio de Sanidad, que con motivo de la covid-19, redujo los plazos en los que los automovilistas tienen que pasar las sucesivas inspecciones técnicas de sus vehículos, un recurso que la Sala Tercera del Tribunal Supremo ha admitido a trámite.

Tal y como anunció el pasado mes de mayo, AEA ha planteado este recurso en defensa de los legítimos derechos de millones de automovilistas afectados, por cuanto la normativa aprobada por la autoridad delegada del Gobierno, al acortar los plazos de inspección, no obedece a ninguna razón de seguridad vial y va a obligar a millones de automovilistas, especialmente transportistas, a tener que realizar anticipadamente una nueva inspección y pagar dos veces por un servicio innecesario.

Según el cálculo efectuado por AEA, la medida afecta a unos cinco millones de automovilistas que supone un valor económico de unos 200 millones de euros, siendo los más afectados los vehículos de profesionales. Para el presidente de AEA, Mario Arnaldo, “el cambio realizado por el Gobierno no obedece a ninguna razón de seguridad vial y sólo obedece a razones económicas de empresas privadas ya no tiene sentido que se vuelva a inspeccionar un vehículo que acaba de ser inspeccionado con resultado favorable.”

Plazo de validez

Hasta ahora, la normativa que regula en España la inspección técnica de vehículos a través del Real Decreto 920/2017, de 23 de octubre, establece que el plazo de validez de las inspecciones técnicas periódicas se obtendría adicionando a la fecha en la que el resultado de la inspección hubiera sido favorable la frecuencia que corresponda a la antigüedad y al tipo de vehículo y sólo en el caso de pasar la inspección en los treinta días anteriores su vencimiento se tendría en cuenta dicho plazo. Es decir, que la fecha a tener en cuenta para fijar el plazo de la nueva inspección es la fecha en que se realiza realmente la inspección.

 

Comentarios

comentarios