Los majoreros hablan alto y claro: «QUEREMOS UNA SANIDAD PÚBLICA DE CALIDAD»

0
1035

AMPLIA GALERÍA DE FOTOS AQUÍ

Más de 15.000 personas se manifestaron este viernes 23 de septiembre por las calles de Puerto del Rosario exigiendo una Sanidad Pública Digna en Fuerteventura. Una jornada de protesta donde el pueblo majorero dijo BASTA YA a la precariedad sanitaria en la isla. La plataforma convocante, conformada principalmente por enfermos oncológicos, se mostraba muy satisfecha por la respuesta de los ciudadanos.

A las seis y media de la tarde la peatonal Primero de Mayo se fue llenando de gente llegada desde diferentes rincones de la isla, muchos de ellos, luciendo pancartas y camisetas con diferentes consignas y mensajes.

Algunos de los manifestantes se preguntaban por el papel de los representantes políticos en la convocatoria, con rumores de que serían los que encabezasen la protesta. Izaskun, portavoz de la plataforma se dirigió a los gobernantes a través de la megafonía, minutos antes de emprender la marcha. «Hoy no es su día señores políticos, sino el de la sociedad majorera. Así que no van a abanderar esta manifestación. Que ocupen su puesto en la protesta como el resto de ciudadanos». Palabras que hicieron sonrojar a los cargos públicos allí presentes y que fueron recibidas por un sonoro aplauso de la multitud.

Tras recorrer algunas calles de la capital, a las ocho y media se procedía a la lectura del manifiesto. Ayoze Vega, que perdía a su madre hace solo dos meses a consecuencia de un cáncer, fue el encargado de lanzar duros mensajes a los allí presentes de la situación real de la sanidad en la isla que calificó de tercermundista, dando paso en su intervención a enfermos oncológicos que contaron, no solo su lucha personal, sino las continuas negligencias vividas en primera persona, así como las carencias y deficiencias sanitarias no solo en el Hospital de Fuerteventura sino en el conjunto de la isla.

Una jornada emotiva tras la espectacular respuesta de los majoreros a la llamada de la Plataforma. «Es muy triste que tengamos que salir a la calle para reclamar un derecho que es nuestro. Los políticos de esta isla solo hacen promesas. No han luchado por una sanidad de calidad como sí han hecho en otras islas. Nos cuentan mentiras y más mentiras. Ya está bien, hoy empieza la lucha para acabar con el servilismo político».

La de ayer se sitúa en una de las manifestaciones más multitudinarias que se recuerdan en la isla, superando incluso las jornadas de protesta contra el petróleo.

 

Comentarios

comentarios