Los socorristas vigilarán la Playa del Castillo sobre una bicicleta acuática

0
1779

* Las tranquilas aguas de esta playa permiten el uso de la bicicleta  acuática y ecológica para vigilancia, apoyo o rescate de los bañistas.

* La bicicleta acuática para vigilancia de playas es la primera en  funcionamiento en Fuerteventura.

El concejal de Seguridad y Emergencias, Fernando Estupiñán y el  concejal de Playas, Hugo Flavio Estevez, acompañados del concejal  Matías Peña, han visitado el Puesto de Socorrismo de la Playa del  Castillo donde se ha incorporado a los medios de salvamento y  vigilancia que dispone, la primera bicicleta acuática de Fuerteventura.

El Puesto de Socorrismo de la Playa del Castillo, gestionado por  Servicios Canarias de Playas, SECAPLA, cuenta con tres socorristas que  desarrollan sus labores de vigilancia y atención al bañista de 10:00 a  18:00 horas. Este Puesto de Socorrismo acaba de incorporar a su  equipación, una bicicleta acuática idónea para playas de aguas  tranquilas como es el caso de la Playa del Castillo.

El objetivo de esta bicicleta acuática, totalmente ecológica por no  suponer ningún impacto medioambiental, es el de aumentar la seguridad  de los bañistas, permitiendo al socorrista vigilar su baño y disfrute  desde el agua y no sólo desde tierra.

Los administradores de SECAPLA, Cristobal Suárez y Miguel Peña, han  explicado a los concejales durante su visita, que esta bicicleta  ofrece mayor proximidad del socorrista al usuario, en caso de tener  que darle algún tipo de aviso, así como mayor rapidez de intervención  en caso de darse una situación de emergencia.

La bicicleta acuática impulsada por una hélice, que funciona con la  fuerza generada por los pedales, se sostiene sobre dos flotadores que  ofrecen un posible agarre a un bañista en una situación de apuro, o en  caso de emergencia sería rescatado por el propio socorrista desplazado  rápidamente al lugar.

El Puesto de Socorrismo de la Playa del Castillo cuenta también con  una silla anfibio para libre uso de las personas con capacidad de  movimiento reducida que la requieran. Esta Silla Anfibio puede ser  desplazada por los socorristas al lugar requerido por el usuario, así  como también se puede acceder a ella por las rampas existentes en los  dos extremos de la playa que se prolongan con pasarelas de madera  emplazadas sobre la arena.

Comentarios

comentarios