Mario Cabrera recuerda al Estado su responsabilidad con la inmigración

0
164

El diputado del Grupo Nacionalista Canario, Mario Cabrera, ha lamentado esta
tarde que las siglas y colores políticos impidan al Gobierno de Canarias exigir
al Estado su compromiso y responsabilidad con los más de 5.000 inmigrantes
irregulares que han llegado este año en pateras y cayucos, “arriesgando su
propia vida y a los que no se les ha atendido con la dignidad que merecen”.

La inmigración no es un fenómeno nuevo, lo que es nuevo “es la desidia del
Gobierno de Canarias que no ha sabido plantarse ante el Gobierno del Estado
para activar los mecanismos para establecer convenios con los países
africanos de origen, para exigir a Europa una repuesta común y para dotar con
medios a las instituciones canarias que les permitan dar una atención digna, y
evitar la vulneración de los derechos humanos como hemos visto estos últimos
meses”.

Así se hizo en la anterior crisis migratoria en 2006, cuando un gobierno
nacionalista, liderado por Adán Martín, se plantó ante el estado, y junto con el
delegado del Gobierno lograron compromisos que hicieron posible avanzar en
el control de la frontera y en la atención a las personas, así como reforzar los
lazos de cooperación con los países africanos, para evitar las mafias que se
lucran con esta situación.; política que se continuó con los gobiernos de
Paulino Rivero.

Si bien es verdad que el consejero de Administraciones Públicas negó que
Mario Cabrera hiciera propuestas, en su intervención enumeró las principales,como “garantizar el total funcionamiento del SIVE, elaborar un plan de Acogida
e intervención, un programa de lucha contra la xenofobia, la convocatoria del
Foro canario de inmigración y la elaboración del plan estratégico de recursos e
infraestructuras que permita dar una respuesta permanente ante la incidencia
de la inmigración”.

Propuestas, experiencia y hoja de ruta es lo que hemos propuesto al Gobierno
de Canarias “cuya improvisación es la que, precisamente, está generando
alegatos xenófobos en una sociedad en la que no se daban, que no fue
xenófoba en otros episodios donde las administraciones estaban más
implicadas y daban mejor respuesta”.

Comentarios

comentarios