«Me quitan la comida en el Refugio Majorero, estoy desesperada, por favor ayúdennos»

2853
Archivo

Varios vecinos de la isla han remitido a la dirección de Onda Fuerteventura unos mensajes de auxilio, donde denuncian la falta de operatividad en la ONG Refugio Majorero a la hora de repartir alimentos a las personas más necesitadas.

Uno de los mensajes apunta que:

Hace meses en el Refugio Majorero me dan unos alimentos. Las asistentas sociales y el ayuntamiento no quieren seguir firmando las ayudas por lo cual van a devolver alimentos y se quedarán más de 200 familias sin ayudas este mes, por favor ayúdenos.

Por su parte otra vecina asegura que:

Me quitan la comida en el Refugio Majorero, estoy desesperada, tengo oxígeno en casa esperando que me den la no contributiva al tener un 82% de minusvalía, si me quitan la comida me matan, ruego atiendan mi caso, por favor ayúdenme.

Según publica Canarias 7 aproximadamente 12 toneladas de comida procedentes del Banco de Alimentos europeo, que llegaron a la isla el pasado 29 de junio, permanecen bloqueadas en la sede de la ONG en el barrio portuense del Charco, porque según apunta el mismo diario, desde el pasado mes de abril el área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Puerto del Rosario no emite los informes de derivación de un trabajador social para certificar qué familias son las beneficiadas de esa ayuda alimentaria.

Por su parte la concejala de Servicios Sociales capitalina, Yanira Domínguez, reconoce que a día de hoy no cuenta con el personal suficiente destinar una persona a esas funciones y recomienda a Refugio Majorero que contraten ellos mismos a un trabajador social mediante alguna subvención pública.

Por su parte Nicolás García, fundador de Refugio Majorero, recuerda a la concejala que la normativa exige que sean los servicios sociales públicos los que los hagan esa función.

Según confirman fuentes de la ONG, mañana jueves a las 10:30 h, representantes de la asociación tienen una cita con el alcalde Juan Jiménez para buscar una pronta solución a esta necesidad social.

Comentarios

comentarios