Menos masificación y transporte pesado en la carretera de Las Dunas

208

El Cabildo de Fuerteventura ya ha trasladado a la comisión técnica que estudia alternativas para evitar el cierre definitivo de la FV-104, a la altura del Parque Natural de las Dunas de Corralejo, los resultados de la encuesta socioeconómica realizada a usuarios de esta vía y del estudio de aforo. La consejera del área, Edilia Pérez, explicó en una entrevista con Nuria González que el tramo de la autovía La Caldereta-Corralejo no entrará en funcionamiento hasta que, a su vez, no se ponga en marcha el semienlace con Parque Holandés, «cuyo proyecto el Ejecutivo ya ha redactado e incluido en el presupuesto de 2019».

«Seguimos apostando por mantener abierta esa vía con ciertas restricciones para permitir la actividad económica que se desarrolla en la zona, el acceso a zonas residenciales más próximas, a las playas y de los servicios de vigilancia de playas y emergencias y así hacerla compatible con el disfrute de este parque natural, además de establecer medidas orientadas a encauzar el tráfico no vinculado a la zona a la autovía», manifestó Edilia Pérez.

La comisión técnica, que está formada por técnicos de carreteras, medio ambiente y ordenación del territorio de la Corporación insular, está recopilando información para elaborar diferentes estudios ambientales, técnicos y jurídicos para solicitar al Gobierno de Canarias la modificación de la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto de la autovía FV-1 que une Corralejo con Puerto del Rosario.

El Cabildo de Fuerteventura continúa así trabajando para que esta vía se mantenga abierta al tráfico con ciertas restricciones, una vez finalicen las obras de la autovía Caldereta-Corralejo.

«La comisión técnica ya ha planteado medidas como reducir de 70 a 50 kilómetros hora la velocidad en ese tramo de carretera para garantizar la seguridad y la conservación de la misma», adelantó Pérez.

Comentarios

comentarios