La presidenta de la Asociación Salud y Sonrisas, Izaskun Núñez, participó este lunes en De Buena Mañana en una mesa de Sanidad para hablar de la denuncia que hacía el parlamentario porpular, Fernando Enseñat, sobre los 800.000 euros de oncología que figuran en el presupuesto del Gobierno de Canarias para Fuerteventura  que finalmente se han dado de baja y trasladado para otras islas.

Precisamente Fernando Enseñat (PP) participó en esta mesa, al igual que Iñaki Lavandera (PSOE), ambos a través del teléfono. El primero mostró su indignación porque «otra vez se vuelven a llevar al dinero de la sanidad de Fuerteventura a otra isla», en concreto, 400.000 euros para gastos generales y otros 400.000 para una unidad del Hospital de la Candelaria en Tenerife.

«Estoy indignado con la respuesta del PSOE, en concreto con la que dio Iñaki Lavandera, que pretende justificar o confundir a la población. Estos 800.000 euros no son del bunker, porque ese dinero está incluido en el presupuesto del Hospital y ya se está ejecutando. Los 800.000 euros son de una partida adicional destinada a equipamiento de oncología y se la han llevado en secreto». Y añadió Enseñat, «me resulta lamentable que un parlamentario de Fuerteventura justifique lo injustificable».

El parlamentario popular decía esas palabras en respuesta a la intervención de Iñaki Lavandera. El socialista explicó que la modificación del destino de estas partidas presupuestarias se produjo el 29 de abril, coincidiendo con el gobierno de Fernando Clavijo, y que la obra del bunker está presupuestada en la tercera fase de la ampliación del Hospital.

«La obra del Hospital de Fuerteventura es una de las pocas que hay en Canarias que no está retrasada y, evidentemente, el Gobierno de Canarias anterior, dada la falta de recursos, ha ido quitando partidas presupuestarias de obras, para luego echarlo en cara», dijo Lavandera. «Vamos a ir trabajando, queremos entrar en la dinámica de trabajar conjuntamente, hacerlo es de responsabilidad y sin confundir a la sociedad», añadió.

A la finalización de ambas intervenciones, Izaskun Núñez mostró su enfado ante una situación provocada, según la presidenta de Salud y Sonrisas, por Iñaki Lavandera, Rosa Bella Cabrera, Mario Cabrera, Nereida Calero, Lola García, Natividad Arnaiz y Águeda Montelongo. «Ninguno de estos siete parlamentarios hizo seguimiento a esta situación. Es una dejación tremenda, no tienen vergüenza».

«La conclusión es que se tiran los trapos a la cara, unos y otros, les votamos para que nos representen conjuntamente, para que se pongan de acuerdo por el bien de Fuerteventura. Esto es reflejo de como nos tienen a la ciudadanía».

La Asociación Salud y Sonrisas ha anunciado que se pondrá en contacto con otras asociaciones para estudiar la situación y pedirán por escrito explicaciones y responsabilidades, tanto al Cabildo de Fuerteventura como al Gobierno de Canarias.

Comentarios

comentarios