Oasis WildLife recupera más de un centenar de especies accidentadas o abandonadas en Fuerteventura

El centro ha recuperado este año, entre otras especies, dos ejemplares de guirre majorero, un ave en peligro de extinción

Oasis WildLIfe Fuerteventura ha atendido a más de 140 animales, entre 2018 y lo que va de 2019, una cifra record

Colaborando con la Consejería de Medio Ambiente del Cabildo insular de Fuerteventura y el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA)

Oasis WildLIfe Fuerteventura es el mayor centro de protección y recuperación de especies de Canarias. Durante el año pasado, y en lo que va del 2019, un total de 140 animales pertenecientes a más de 20 especies, silvestres y exóticas, ingresaron en las instalaciones de este centro para ser atendidos de diferentes lesiones o patologías, lo que supone todo un récord en los más de 30 años que lleva este centro funcionando de forma ininterrumpida.

En colaboración con distintas Administraciones Públicas, Oasis WildLife Fuerteventura recupera, de forma totalmente gratuita y solidaria, animales que son entregados cada año por los servicios de Medio Ambiente del Cabildo o el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil. Oasis WildLife acoge, rehabilita y medica a la fauna autóctona accidentada en la isla, así como a las especies exóticas entregadas, encontradas e incautadas.

El centro se hace cargo de estos animales hasta su puesta en libertad. Los animales autóctonos que llegan a través de los agentes de Medio Ambiente del Cabildo, se tratan, rehabilitan y preparan para su vuelta a la vida salvaje, en caso de ser posible, y los animales que vienen de la Guardia Civil se les trata, rehabilita, si lo requieren, y posteriormente se les da una segunda oportunidad en este centro o se les integra en una familia.

Protección del Guirre majorero

En 2018 llegaron un total de 92 aves, que fueron tratadas por los equipos veterinarios del centro. Oasis WildlIfe rehabilita aves autóctonas o especies migratorias que pasan por la isla, que pueden haber sufrido un accidente y requieren de su intervención para poder sobrevivir y volver al medio.

En esta línea, ha recibido este año dos ejemplares de guirre majorero (Nephron Percnopterus) o alimoche canario, uno con síntomas de electrocución en el ala y otro de envenenamiento. El guirre majorero es un animal en peligro de extinción y de alto valor ecológico en el archipiélago canario.

Tras realizar curas de primeros auxilios, en uno de los casos hubo que amputar el ala al alimoche debido a la electrocución, y un tratamiento de días, ambos han sido recuperados. El ave amputada ha podido ser trasladada al centro que el Cabildo posee en La Oliva para la reproducción en cautividad y cuidado de aquellos animales que no pueden ser devueltos a la naturaleza por diferentes causas. En el caso del otro guirre, tras ser recuperado fue puesto en libertad en el medio salvaje por los agentes del Cabildo.

«Lamentablemente en el centro recibimos ejemplares de este animal, una subespecie en peligro de extinción que sólo reside en Lanzarote y Fuerteventura. La población de guirres de Fuerteventura es muy reducida, y únicamente se contabilizan unos 300 ejemplares de estas aves», ha señalado Soraya Cabrera, directora veterinaria de Oasis WildLife Fuerteventura.

Centro de cuidado y recuperación solidario

«A pesar del esfuerzo personal y económico que supone, ya que no recibimos financiación pública para apoyar esta actividad que realizamos de forma altruista, en Oasis WildLife hemos logrado mantener el equipo humano, recursos e instalaciones dedicadas para esta labor, gracias al apoyo de nuestros visitantes. Mantenemos nuestros objetivos de trabajo por la conservación de especies y hábitats. Este año cumplimos 33 años de apoyo incondicional a la naturaleza, con acciones para favorecer la conservación de la biodiversidad», ha añadido Cabrera.

Tras recibir a cada animal, el centro realiza las pruebas pertinentes (radiografías, análisis de sangre, etc…) y éste recibe el tratamiento adecuado hasta su recuperación. Oasis WildLife realiza labores de atención de urgencia 24 horas para fauna salvaje de la isla, así como necropsias de los animales que llegan muertos para determinar las causas de los fallecimientos y evitarlas en el futuro. La coordinación y colaboración con el servicio de protección de la naturaleza Guardia Civil SEPRONA y los agentes de Medio Ambiente del Cabildo de Fuerteventura, son imprescindible para poder desarrollar esta labor.

Comentarios

comentarios