«Mi padre tiene piedras en el riñón y tras 14 visitas a Urgencias no le buscan solución»

1
1024

El buzón de denuncias de la web de esta emisora está literalmente colapsada con múltiples denuncias, muchas de ellas, teniendo la Sanidad en la Isla como protagonista, como es el caso de de María que nos remite la siguiente nota:

Buenos días,

Me dirijo a ustedes para explicarles el caso de mi padre. Mi padre es un señor de 55 años residente en la isla de Fuerteventura. Presenta varias piedras en el riñón y está a la espera de una prueba médica para la destrucción de las mismas (litotricia). Dicha prueba no se realiza en la isla de Fuerteventura, por lo que tiene que ser trasladado a Gran Canaria, más concretamente al hospital insular de Gran Canaria.

En abril de 2016 se sometió a una intervención en Fuerteventura para la reducción y expulsión de dichas piedras, sin obtener un resultado positivo, puesto que en la intervención una de las piedras (la mayor) se dividió en dos partes, colocándose la mayor parte de ellas en el riñón nuevamente. Por lo que precisó de un cateter que lleva de forma interna hasta que se le realice la litotricia para la destrucción de las piedras y así quitarle dicho cateter.

Durante este tiempo ha recurrido al servicio de urgencias con bastante dolor en catorce ocasiones, en las cuales se le suministran calmantes en vía intravenosa y se le deriva a su domicilio sin darle otro tipo de solución ni derivarlo al hospital insular de Gran Canaria, donde tiene programada una cita el próximo 12 de septiembre para analizar su caso. Esto no quiere decir que le vayan a realizar la prueba que necesita sino que simplemente acude a una consulta para ver su caso. A esto se añade que durante estas catorce visitas a urgencias también se le ha suministrado antibiótico porque presenta infección de orina además de orinar bastante sangre de forma diaria y constante.

Decidimos reunirnos con la directora médica y el gerente del Hospital General de Fuerteventura para exponerles el caso sin obtener resultado alguno, puesto que ambos dijeron que ellos no podían hacer nada en otro hospital.

A día de hoy hemos pedido una segunda cita con el gerente y tras una larga discusión, solo hemos conseguido que nos invite a abandonar su despacho tras decirle mi padre decirle el siguiente comentario «si su padre hubiese pasado la mitad de lo que he pasado yo, le aseguro que ya habría buscado una solución». A lo que él solo respondió que no iba a responder a comentarios de ese tipo y que por favor abandonáramos su despacho. Así que dicha reunión no ha servido para nada, puesto que sigo igual, sin conseguir nada para mi padre.

Me dirijo a ustedes porque me gustaría que esto tuviera trascendencia en los medios de comunicación a ver si así de una vez por todas mejora la sanidad en Canarias, sobre todo en las islas no capitalinas donde contamos con hospitales totalmente politizados, que cuentas con altos cargos y mandos elegidos a dedo en función del partido político que gobierne en dicho momento.

Solo pido una sanidad digna, que estoy en todo mi derecho y si recurro a ustedes es porque ya es tal la desesperación que a ver si haciéndolo público les da un poco de vergüenza a nuestros políticos y hacen algo al respecto. Ya no solo por mi padre sino por otros muchos pacientes que estén pasando por la misma situación.

Un saludo, María.

Comentarios

comentarios