El PIOF permitirá diversificar el modelo económico de Fuerteventura

0
407

Blas Acosta prevé que a finales del 2018 o principios del 2019 se aprobará el PIOF. El documento se someterá a los 120 días de exposición pública que regula la ley, «quien quiera tener oportunidad de presentar alegaciones o aceptar lo que se propone tendrá la oportunidad de hacerlo».

Desde el pasado mes de septiembre la comisión de seguimiento de la revisión del PIOF, compuesta por los grupos políticos de la Corporación insular aborda el informe del letrado Antonio Marrero Falcón en el que se concluye que la institución “deje sin efecto” la decisión adoptada por el gobierno de Morales y Acosta en mayo del año pasado y, en cambio, adopte un nuevo acuerdo para continuar la tramitación del Plan Insular sometiéndose a la Ley del Suelo. En el dictamen se hace hincapié en que el Cabildo, con la nueva normativa territorial de Canarias, “resulta competente para desarrollar y ordenar” dentro de su modelo territorial “actuaciones estratégicas”.

El citado informe no solo aborda aspectos jurídicos sino que va más allá y apunta las claves que marcarán el futuro Plan Insular de Ordenación, que en gran medida se centran en el crecimiento turístico de Fuerteventura. De tal manera,  que “se pretende desbloquear la inversión estratégica turística en la Isla”.  Acosta subraya que “la inseguridad jurídica derivada de la incertidumbre que existe sobre el planeamiento urbanístico es la causa principal de que las inversiones en el sector turístico hayan disminuido ostensiblemente”. Además, resalta que el documento del año 1999 “únicamente contemplaba turismo de sol y playa como modelo turístico a implantar en la Isla, dejando atrás otros sectores estratégicos”.

Ayer mismo, el consejero se reunía para analizar el Plan de Ordenación de Espacios Naturales que reúne a los 13 Espacios Naturales, las Zonas de Protección de Aves o el ámbito de protección de infraestructuras agrícolas, «una vez que tenemos la foto insular de todos los espacios protegidos es cuando podemos ubicar alternativas viarias, en los próximos días se marcarán los criterios para instalación de fotovoltaica y eólica, el traslado de la Central Eléctrica en Zurita, la construcción de un vertedero en el sur para residuos de construcción y evitar tráfico en la carretera y reducir costes de las empresas que se están dedicando a la rehabilitación».

Fuerteventura puede seguir aumentando su oferta turística, la “única amenaza” que según el Cabildo aparece es la “descompensación existente” con las infraestructuras de servicios en la Isla. “Toda pretensión de mejora para el sector turístico y su nivel de oferta, debe ir avalada por la mejora de las infraestructuras”, concluye.

El PIOF contempla dos suelos estratégicos, industrial y turístico, «hay suelos de reserva turística que habrá que planificar y comprobar la capacidad de carga». Acosta opina que el Plan Insular de Ordenación Territorial marca unas determinaciones «claras», que planifiquen infraestructuras, capacidad de carga y objetivos de lo que quiere Fuerteventura en los próximos 20 años, «no podemos impedir desarrollo, el Cabildo en el año 99 no dejó claro que pudieran implantarse molinos o plantas fotovoltaicas porque se desconocía que pudieran llegar, eso ha desembocado que la isla esté en la cola en el uso de este tipo de energías».

Blas Acosta se postula a favor de «estudiar» la implantación de una posible tasa turística, «si fuera viable, a razón de un euro como ocurre en muchas ciudades, y fuera destinado a mantener los Parque Naturales, dado que en esta isla el Gobierno de Canarias nunca ha puesto un céntimo para mantenerlos, debería estar destinada a mantener esos espacios, pero nunca para sufragar gastos de recursos humanos».

Comentarios

comentarios