Podemos Canarias pide que bollería y bebidas azucaradas tengan un impuesto del 13,5%

133
  • La enmienda a los Presupuestos de 2019 afecta a la bollería y alimentos procesados que tengan más de 2,5 gramos o 10 kilocalorías de azúcares por cada 100 kilocalorías de producto.
  • Francisco Déniz asegura que el Gobierno ha incumplido la iniciativa aprobada el pasado mes de febrero por unanimidad en el Parlamento.

El Grupo Parlamentario Podemos Canarias ha presentado una enmienda al articulado de los Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2019 con el fin de gravar con el 13,5 por ciento “la entrega de productos de bollería y alimentos procesados que tenga más de 2,5 gramos o 10 kilocalorías de azúcares por cada 100 kilocalorías de producto”.

De esta manera, el diputado Francisco Déniz pretende conseguir que el Gobierno en minoría que preside el nacionalista Fernando Clavijo cumpla con la iniciativa aprobada por unanimidad impulsada por la formación morada el pasado mes de febrero para crear un impuesto para gravar las bebidas azucaradas y la bollería industrial por ser productos dañinos para la salud.

La enmienda consiste en introducir en el articulado de la Ley presupuestaria un nuevo apartado nueve a la Disposición final séptima creando el gravamen a la bollería y productos procesados y bebidas azucaradas.

Como se recordará, lo aprobado por el Parlamento incluía la pretensión de Podemos Canarias de que la recaudación de este impuesto se destinará a sanidad infantil, a la investigación sobre la relación salud-alimentación y desigualdad social y a campañas de sensibilización favorables a una dieta saludable.

Déniz siempre ha defendido que «la gente más humilde es la más afectada por el poder patógeno de la comida basura, que es más barata» y considera que este impuesto debe formar parte de una estrategia integral para favorecer una dieta saludable.

El diputado a la formación morada argumenta que el problema de la diabetes y la obesidad infantil “afecta a las clases populares» porque “la comida basura es más barata”, por lo que es necesario “poner obstáculos” a los alimentos perjudiciales para la salud» y “frenar el «veneno» que es el azúcar”.

Comentarios

comentarios