Podemos reclama que las listas de espera sanitarias no sean superiores a un mes

89
  • Meri Pita, candidata al Congreso por Las Palmas, vincula la desigualdad social con los estándares de salud de la ciudadanía canaria y acusa al Gobierno de CC de hacer negocios con un derecho constitucional. 

  • Podemos Canarias, ante la inacción política del Ejecutivo de Clavijo, denunció los conciertos sanitarios y las listas de espera el pasado mes de diciembre.
  • Pita respalda la denuncia presentada ahora por los profesionales del servicio y apuesta por elevar la inversión sanitaria para alcanzar el 7,5 por ciento del PIB en cuatro años en todo el país. 

En el acto de campaña celebrado ayer en el municipio de Santa Brígida, la candidata al Congreso de los Diputados por la provincia de Las Palmas, Meri Pita, ha lamentado el hecho de que “la población canaria sea una de las que más enfermedades padece del conjunto del Estado”, una situación, ha añadido, que “no tiene que ver con una predisposición genética a enfermar en la gente que vive en el Archipiélago, sino con los inadmisibles porcentajes de exclusión social que aquí padecemos”. “Casi un millón de canarios y canarias entre una población de poco más de dos millones, se encuentran en riesgo de pobreza, y esta falta de recursos fruto de los recortes en el gasto social del Gobierno Autónomo, los bajos salarios, las bajas pensiones y la precariedad, condiciona sobremanera nuestros hábitos alimenticios y, cómo no, nuestra salud”.

Precisamente, Podemos Canarias denunció el pasado mes de diciembre la situación de la Sanidad en Canarias. El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 4 de Las Palmas de Gran Canaria admitió a trámite el recurso presentado por la formación morada por incumplimiento de la legislación vigente tanto en el caso de las listas de espera como en el de los conciertos con la sanidad privada.

Refiriéndose a informes elaborados por distintos expertos y colectivos de trabajadoras y trabajadores del Servicio Canario de Salud, Pita ha alertado de que “en las Islas existe una prevalencia del 33 por ciento de enfermedades como “el colesterol”, frente al 23 por ciento que registra la media estatal”. Mientras que, “el índice de personas con diabetes en Canarias prácticamente duplica la media española, unos datos que “ejemplifican los elevadísimos niveles de precariedad que sufre la mayoría social en nuestra tierra, cuyas consecuencias se dejan notar con severidad en nuestros hábitos de vida”. “La pobreza también mata”, ha asegurado.

Por esta razón “es imprescindible dejar atrás los recortes que, primero el PSOE y luego el PP han aplicado al sistema sanitario, revirtiendo también los márgenes de externalización de servicios que, para mayor eficiencia económica y calidad, jamás debería de haber dejado de prestar el sector público”. “Gracias a la deriva privatizadora que ha protagonizado CC durante décadas en el Archipiélago, nos hemos convertido en la cuarta Comunidad Autónoma con más conciertos con empresas privadas del negocio de la salud, solo por detrás de Madrid, Cataluña y Baleares”. Es decir, que “de la mano de quienes dicen defender a todas y todos los canarios nos hemos convertido en uno de los territorios que más pacientes deriva del sistema sanitario público al privado”.

Podemos apuesta por un modelo alternativo de gestión sanitaria que garantice el derecho constitucional a la protección de la salud a toda la población, independientemente de su condición social o del territorio en que resida. “En una sociedad democrática”, afirma Meri Pita, “debe ser un derecho inalienable la atención médica gratuita, universal y de calidad, por eso vamos a dejarnos la piel hasta reducir drásticamente los conciertos sanitarios con empresas privadas, aumentar el número de profesionales y la inversión pública en sanidad hasta alcanzar el 7,5 por ciento del PIB en 2023, eliminar el copago sanitario y reducir las listas de espera de los 140 días de media que actualmente sufrimos en Canarias al tope máximo de mes cuando se trate de consultas con especialistas u operaciones de gravedad”.

La situación de “colapso escandaloso de las urgencias” en los principales hospitales del Archipiélago, que ha sido denunciada a la fiscalía por los y las profesionales del sector, la “falta de especialistas y de infraestructuras”, “los recortes criminales en sanidad”, así como “la falta de planes para fomentar hábitos de vida saludables”, se han sumado a las propuestas de “incluir el servicio de dentista en el sistema de salud o de aprobar una “Ley Celiaca” que garantice el acceso a productos sin gluten a las personas que padecen este mal, también forman parte del programa de Podemos en materia sanitaria.

“Hemos pagado durante demasiado tiempo las consecuencias de ser gobernados por Coalición Canaria, un partido que ha mercantilizado nuestra salud, precarizado al personal sanitario y privatizado servicios esenciales, y que, encima, ha colocado como consejero a uno de los más furibundos representantes de la patronal: José Manuel Baltar”. “El pueblo canario se ha cansado de que quienes debían defendernos hayan jugado así con nuestros derechos”.

Comentarios

comentarios