Podemos Fuerteventura insta al Cabildo a que se posicione en contra del gas natural

99
  • El grupo de la formación morada lleva una moción al próximo pleno en que propone que la institución exprese su apuesta decidida por un modelo energético que prime las renovables

El grupo Podemos en el Cabildo de Fuerteventura propondrá en el próximo pleno del Cabildo, vía moción, un acuerdo unánime de rechazo a las instalaciones de gas natural en Fuerteventura, “por sus emisiones nocivas, por el elevado riesgo de accidentes que comporta y por su impacto en el territorio”.

El texto también propone apostar decididamente por un modelo energético que prime las energías renovables reduciendo paulatinamente el modelo de energías basadas en combustibles fósiles contaminantes, e instar a la FECAI y al Gobierno de Canarias, a que se sumen a todo ello de acuerdo con sus competencias y ámbito territorial.

El tendido de gaseoductos e instalaciones de gas ciudad en el Archipiélago ya ha desatado la alarma en buena parte de la ciudadanía. Se han presentado, de hecho, centenares de alegaciones contra la introducción del gas y, “aunque Fuerteventura no está de momento directamente afectada, consideramos imprescindible posicionarnos de forma preventiva y dejar clara la postura en la isla para cuando surjan las intenciones”, ha declarado el portavoz del Grupo, Andrés Briansó.

La intención es que el Cabildo exprese su rechazo al gas porque “supone la continuidad de emisiones de CO2, de metano, por el elevado riesgo de accidentes que comporta, por la alteración de la ordenación territorial que supondría, y finalmente, porque los riesgos y el coste de las instalaciones los soportaría la ciudadanía en beneficio de una empresa privada”-

Y es que, tal y como recoge la moción, la utilidad pública de este proyecto es difícil de justificar, “ya que existen alternativas de abastecimiento energético más baratas, eficientes y no contaminantes; además, la canalización del gas incumple directivas europeas,  y está demostrado que los escapes de gas tienen un efecto invernadero muy superior al del CO2 que se ahorra con el uso del mismo y, de hecho, se trata de implementar una tecnología que ya se está retirando en otros países que quieren cumplir sus compromisos contra el cambio climático.

Los proyectos también “vulneran el derecho de disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona, así como el deber de los poderes públicos de velar por la utilización racional de todos los recursos naturales, con el fin de proteger y mejorar la calidad de la vida y de defender y restaurar el medio ambiente”, recoge la moción.

Comentarios

comentarios