Prohibidos los despidos definitivos durante la crisis del COVID-19

0
1952

El Consejo de Ministros ha decidido poner coto a la sangría de despidos individuales y no cubiertos por los expedientes temporales de regulación de empleo (ERTE), más de un millón según los sindicatos.

Concretamente, se han prohibido todos los despidos que pudieran estar provocados por la situación provocada en España por el coronavirus Covid-19, según ha explicado Yolanda Díaz, ministra de Trabajo. Tampoco se podrán extinguir los contratos temporales. Ambas alternativas quedan suspendidas desde este mismo viernes, gracias a la aprobación del correspondiente real decreto-ley

De esta manera, tanto el despido como la extinción de contratos temporales, tanto si son formativos, como de relevo o de interinidad, quedan prohibidos «siempre que existan causas económicas, de producción, de organización o de fuerza mayor» como pretexto para utilizarlo por parte de la empresa. ¿La razón? Que para esto ya existe la automatización de los ERTE y las ventajas que suponen para las empresas aprobados por el Gobierno en las últimas semanas

Prestaciones por hijos en caso de ERTE

La ministra ha asegurado que estas prestaciones, que ascienden a un máximo de 1.098,09 euros, se verán incrementadas a 1.254 euros en el caso de tener un hijo a cargo y superará los 1.400 euros a partir del segundo descendiente.

Díaz ha reconocido que se están viendo «desbordados» con las tramitaciones en el SEPE y ha agradecido a sus trabajadores el esfuerzo que están realizando y al Gobierno el refuerzo de la plantilla con más de mil personas para que puedan reconocer «con prontitud» las prestaciones por desempleo.

«Por supuesto se van a pagar, como todos los meses, el 10 de abril», ha dicho la ministra, quien ha recordado que en los próximos días los afectados comenzarán a recibir las resoluciones de reconocimiento de la prestación.

Comentarios

comentarios