¿Qué ocurre con las empresas que cierren por el coronavirus?

0
9781

El Ministerio de Trabajo ha publicado una guía con parámetros de actuación empresarial ante un posible caso de contagio por coronavirus. Una de las pautas que ofrece la guía se refiere a lo que ocurre con el pago de las cotizaciones a la Seguridad Social si se diera el caso de cierre temporal de la empresa al detectar un brote o riesgo grave e inminente de contagio.

Para prevenir riesgos laborales y proteger la salud de los trabajadores, la paralización temporal de la actividad laboral se podrá llevar a cabo por decisión empresarial o por decisión de las personas trabajadoras.

Las empresas no tendrán que pagar las cotizaciones

El Ministerio de Trabajo ha aclarado que aquellas empresas que interrumpan completamente su actividad laboral o directamente cierren de manera temporal, no tendrán que pagar cotizaciones a la Seguridad Social si pueden acreditar el cierre por fuerza mayor.

‘’La Tesorería General de la Seguridad Social podrá exonerar al empresario del abono de las cuotas de la Seguridad Social y por conceptos de recaudación conjunta mientras dure el periodo de suspensión, manteniéndose la condición de dicho período como efectivamente cotizado por el trabajador’’. El coste pasará a asumirlo el erario público.

¿Qué consecuencias tiene un despido por emergencia civil?

En aquellos casos en los que se produzcan despidos por emergencia de protección civil, las indemnizaciones de los trabajadores correrán a cargo del Fondo de Garantía Salarial y no de la empresa, respetando siempre los límites legalmente establecidos.

El teletrabajo como medida organizativa

El teletrabajo podrá adoptarse por acuerdo colectivo o individual, incluso en aquellos casos en los que esta medida de prestación de servicios fuera del centro de trabajo no aparezca reflejada en el contrato.

En cualquier caso, la decisión de implantar el teletrabajo como medida supletoria, requerirá:

  • su configuración como una medida extraordinaria de carácter temporal;
  • su adecuación en todo momento a la legislación laboral y al convenio colectivo aplicable;
  • que su implantación respete los derechos del trabajador en materia de seguridad y salud;
  • su adquisición no deberá suponer un coste adicional para el trabajador

Es una información publicada por la Asesoría GD

El fallido ‘paro de los autónomos’

Las organizaciones de autónomos ATA, UPTA y UATAE lanzaron este viernes un comunicado conjunto en el que piden al Gobierno «tres medidas fundamentales y urgentes que pueden ayudar a paliar la crítica situación en la que se están viendo inmersos muchos autónomos». Las tres asociaciones fueron bastante críticas con el primer paquete de medidas que aprobó Pedro Sánchez este jueves, con una moratoria fiscal para autónomos y pymes (pequeñas y medianas empresas), que tacharon de «decepcionante» e «insuficiente». Esta primera fase del plan de choque del Gobierno también contempla bonificaciones para los indefinidos no fijos del sector turístico.

Entre las tres medidas que reclaman los autónomos, destaca una de ellas: facilitar el llamado ‘paro de los autónomos’, la prestación por cese de actividad, en la actualidad fallida (como han reconocido los últimos gobiernos) y pendiente de modificación. En la última legislatura, el ministerio de Magdalena Valerio amplió la duración de cobro de la prestación, pero quedó pendiente una modificación de su sistema de reconocimiento, con un altísimo número de denegaciones. Con datos acumulados del último trimestre de 2019, solo se aceptaron en primera instancia el 34% de las solicitudes. El reconocimiento de esta prestación está en manos de las mutuas, no de la gestión directa de la Seguridad Social.

La falta de protección del ‘paro de los autónomos’ queda expuesta y preocupa ante una emergencia como la actual, destaca Landaburu. ATA, UPTA y UATAE reclaman al respecto que el Gobierno reconozca por ley que todos los autónomos afectados por la epidemia del virus «tengan garantizada la prestación por cese de actividad». Tanto aquellos que se vean obligados al cierre de sus negocios y abandono de su actividad como las personas que deban permanecer en sus domicilios para el cuidado de hijos y/o dependientes, «se propone el reconocimiento y concesión automáticos de la prestación por cese de actividad entendiendo la epidemia como causa mayor», piden las entidades.

Las otras dos medidas prioritarias consensuadas por los colectivos consisten en «la bonificación del 100% de la cuota de Seguridad Social» de los autónomos para aquellos que se vean obligados a abandonar su actividad por cuidado de hijos o dependientes como consecuencia del cierre de los centros escolares y de cuidados, así como para los «infectados o en cuarentena», de baja asimilada al accidente laboral.

Reclaman ayudas al Gobierno para superar el trance, no solo a través de moratorias –»porque luego vamos a tener que pagar el doble todo junto», dicen–, sino garantizando que los autónomos van a poder atender los pagos y mantener a flote los negocios.

Comentarios

comentarios