El presidente del Cabildo de Fuerteventura, Blas Acosta, mantuvo este lunes una reunión con su homólogo en el Consejo Provincial de Tarfaya (Marruecos), Mohamed Salem Behiya, y con Juan Jesús Rodríguez, presidente de la Comisión de Comercio Exterior de la Cámara de Comercio de Fuerteventura, primero como toma de contacto y seguidamente para comentar los avances respecto a la línea entre Fuerteventura y Tarfaya, además de su situación actual.

En el encuentro también se mencionó la propuesta de hermanamiento de esta ciudad del sur de Marruecos con Puerto del Rosario y de la provincia de Tarfaya con Fuerteventura. A finales de mes, se prevé realizar un viaje empresarial a esta localidad con el objetivo de cerrar dicha propuesta.

Hace ya doce años del accidente del barco Assalama en la bahía de Tarfaya que acabó con esta conexión que tanto interesa al empresariado de ambas partes. Tras las obras efectuadas en su día en el puerto marroquí, la conexión con Fuerteventura sigue sin reanudarse, aduciéndose todo tipo de causas en estos años, como el nivel 4 de alerta antiterrorista, que conllevaría un dispostivo estatal de seguridad, o la pugna de las navieras Armas y Trasmediterranea por unir ambos puertos, lo que necesita la correspondiente autorización gubernamental del país alauita.

Intercambio comercial y turístico

En la conexión entre Canarias y Marruecos por barco coinciden diferentes intereses, tanto comerciales, por el intercambio empresarial entre empresas de ambas orillas, como turístico, entre Canarias y Marruecos y sobre todo, el interés de los más de 35.000 marroquíes que residen en Canarias, además de los ciudadanos de Senegal o Mauritania, que ahora tienen que viajar, si quieren ir en coche, hasta la Península en barco para recorrer después más de mil kilómetros hasta el Sur de Marruecos, si quieren llegar al mismo punto.

Desde hace años qaue Mohamed Salem Behiya viene señalando que “el futuro de Tarfaya” pasa por las Islas y que “para Canarias también hay futuro en Tarfaya, ya que los dos ganamos. Tenemos pescado, productos de agricultura como tomates o patatas, y Tarfaya tiene sitios increíbles, con dunas espectaculares. Es una zona virgen donde se puede invertir bien”.

Las cámaras de comercio de ambas islas de Fuerteventura y Lanzarote, también consideran que la línea es estratégica para fortalecer el tejido empresarial de las Islas orientales, principalmente para las pequeñas y medianas empresas.

Comentarios

comentarios