La autodenominada secta “Los Ángeles de la Luz” se implanta en Fuerteventura

25914

Desde hace dos semanas, ha llamando la atención de multitud de personas en diferentes puntos de la isla, una sorprendente comunidad de individuos debido a lo peculiar de sus ropajes blancos, cargando unas mochilas azules y siempre vistos en grupo.

Foto: Fuertenoticias

Un equipo de investigación de Onda Fuerteventura ha hablado con uno de estos componentes con la única condición de que no se grabara la conversación en ningún formato.

Desde sus orígenes hace ya 20 años, se autodenominan “Los Ángeles de la Luz”, y dicen conseguir todo en la vida “gracias únicamente a la fe”. No se definen como un grupo religioso pero respetan todas las religiones. Tampoco les importa autoproclamarse como secta ya que, según explican “no todas las sectas tienen que ser malas”.

Para nuestro interlocutor, una secta es un grupo de personas con unas ideas en común. “Por eso, y visto desde ese modo, sí somos una secta”. Ponen como ejemplo un equipo de fútbol, donde aseveran, “también son una secta”. “Tienen los ideales de ganar, una vestimenta diferente y cuentan con el apoyo de niños y adultos. Son todos amigos y conviven como tal”, declaran.

Son nueve personas de nacionalidad italiana y de diferentes sexos y edades, que transitan por el mundo buscando “paz y tranquilidad”. “Esta es una isla tranquila y además hay buen tiempo, por eso nos hemos instalado aquí”, señalan. Su residencia está en la actualidad en la zona de Tesjuate (Puerto del Rosario).

Su llamativa vestimenta, aseguran, les da “paz y luz” al igual que sus lemas que son “amor, paz y libertad”. “Somos muy unidos y hay mucho amor pero nunca sexo entre nosotros, aunque si entre alguno de nosotros se creara una pareja lo respetaríamos, pero nunca el sexo por sexo”, confiesan.

Aunque dicen sobrevivir únicamente gracias a la fe, buscan trabajo como masajistas, meditadores, asistencia de ancianos, traducciones al italiano, etc, así como una casa grande de al menos diez habitaciones y económica para poder asentarse de manera continuada.

Finalizan confirmando que vinieron a Fuerteventura buscando únicamente un lugar tranquilo, “pero si no conseguimos nuestro propósito, nos marcharemos”.

Comentarios

comentarios