Sergio Lloret se moja sobre la polémica del Festival Arena Negra

El consejero de Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Sergio Lloret, visitó este miércoles los estudios de Onda Fuerteventura para intervenir en De Buena Mañana, donde eludió cualquier responsabilidad del grupo de gobierno actual en relación a la polémica surgida por los pliegos del Festival Arena.

Lloret insiste en que todo el procedimiento es público y transparente y que ya en la edición anterior los servicios municipales advirtieron que, de cara al futuro, debía hacerse todo a través de licitación pública, incluida la dirección del festival. «Entiendo que por las elecciones y después de la moción de censura se haya tenido que hacer así» y recordó que a pesar de haberlo solicitado así los propios servicios municipales, finalmente la dirección del festival se adjudicó por decreto de alcaldía.

El consejero señala directamente a Coalición Canaria de todos los problemas y las prisas con las que cada año tiene que lidiar el Ayuntamiento para poder poner en marcha toda la maquinaria del Festival. «Queríamos hacer un festival propio, sin tintes políticos», sin embargo y a pesar de las buenas intenciones mostradas por todas las fuerzas políticas, según Lloret, los nacionalistas no han parado de poner trabas a Arena Negra, «porque no lo dirigían ellos y temían que pudiera ser aún mejor que en su primera edición».

Desde Tuineje se denuncia los constantes intentos por tratar de conseguir la financiación del Cabildo de Fuerteventura en tiempo y forma, e incluso que la partida asignada para el Festival  tuvo que volver a habilitarse porque el grupo de gobierno anterior lo había gastado. «Si esto lo hubiésemos empezado a hacer en enero, ya estaría contratado y licitado, con un cartel cerrado y se hubiese podido hacer una promoción en condiciones», añadió Lloret.

En el aire queda aún el cartel del festival y la firma del convenio con el Cabildo de Fuerteventura para que pueda poner los fondos a disposición del Ayuntamiento.

La polémica del puente

Sergio Lloret, quiso valorar la polémica que ha devuelto a la actualidad un medio de comunicación afín a Coalición Canaria en relación al proyecto de construcción de un puente o un túnel que una Lanzarote y Fuerteventura, sobre el estrecho de la Bocaina.

Al consejero le pareció muy curioso que se vuelva a hablar de esta posibilidad. «Igual lo que quieren es dar a entender que el grupo de gobierno en el Cabildo o yo mismo no tenemos otra obsesión que la unión de las dos islas con el puente o túnel y que no nos vamos a preocupar del resto de problemas de Fuerteventura donde lamentablemente hemos heredado la isla en unas condiciones inaceptables. Tal vez lo que quieren es que no se hable de los problemas inmediatos que tenemos en esta isla, como la falta del abastecimiento del agua potable a una buena parte de Fuerteventura, un eje norte sur que no sabemos en algunos tramos por dónde van a pasar, el hospital o las camas sociosanitarias».

Hablar de esta posibilidad es beneficioso, según Lloret, porque más que la unión física se trata de poner sobre la mesa por el bien de Canarias, Lanzarote y Fuerteventura el especial interés que tiene la gestión conjunta de las dos islas. «Estoy convencido de que el progreso de Canarias va a pasar por estas dos islas y especialmente por Fuerteventura. Creo que tenemos que empezar a funcionar conjuntamente en la gestión de los problemas».

La posibilidad de atraer un turismo conjunto aprovechando las potencialidades de los dos territorios o de trabajar en común para reivindicar las necesidades que tienen estas dos islas son otros de los beneficios que la construcción del puente o el túnel tendría para Lanzarote y Fuerteventura, según Lloret.

Comentarios

comentarios