Natasha Allen de 30 años era una de las pasajeras del vuelo de la desaparecida Thomas Cook el pasado 12 de septiembre cubría la ruta de Mánchester a Fuerteventura. La turista se enfrenta a 15 meses de prisión después de protagonizar un altercado en el interior del avión, en un claro estado de embriaguez. La mujer se desnudó en pleno vuelo y comenzó a increpar al resto de pasajeros, mostrándose agresiva también con la tripulación, lo que obligó a desviar el vuelo a Faro, en Portugal.

 

Comentarios

comentarios