Subsidio de 440 euros para empleadas del hogar y temporales sin derecho a paro

0
268

El Gobierno ha aprobado en el Consejo de Ministros de este martes, 31 de marzo, dos nuevos subsidios para colectivos vulnerables afectados por la crisis económica derivada de la pandemia del coronavirus. En concreto, se trata de dos prestaciones que irán dirigidas a los trabajadores con contrato temporal que se queden en el paro y a las empleadas del hogar, dos de los grupos en los que la tasa de riesgo de pobreza es más elevada y que corrían el riesgo de quedarse sin ningún tipo de ingresos. Con este movimiento, el Ejecutivo da respuesta a dos de las principales exigencias de los sindicatos.

El primero de ellos será un subsidio extraordinario para todos los trabajadores temporales cuyo contrato haya vencido, su duración haya sido de dos meses o superior y no tengan el periodo de cotización suficiente para acceder al desempleo, aseguran fuentes del Ejecutivo. Estos trabajadores tendrían imposible encontrar ahora un nuevo empleo, por lo que perderían todos sus ingresos. La cuantía de la prestación asciende al 80% del Iprem, esto es, unos 440 euros al mes. Este subsidio complementa los aprobados en las últimas semanas dirigidos específicamente para trabajadores afectados por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), que ya tenían garantizada la prestación aunque no acumulasen el periodo suficiente de cotización.

El Ministerio de Trabajo detectó que el paro estaba aumentando rápidamente, lo que significa que muchos empleadores no optaron por la vía del ERTE sino por la de los despidos. De ahí la decisión adoptada hoy para garantizar que los trabajadores temporales que pierden su empleo tengan un subsidio. En el caso de los trabajadores que sí tengan la cotización suficiente para acceder a una prestación, la cobrarán de forma ordinaria. Este subsidio tiene carácter retroactivo y se aplicará a todos los contratos extinguidos a partir de la fecha de establecimiento del estado de alarma.

El segundo de los nuevos subsidios está dedicado a las empleadas del hogar que no puedan desempeñar su trabajo como consecuencia del brote del Covid-19. Será una prestación de desempleo temporal para todas las empleadas que se hayan quedado sin trabajo o hayan visto reducida su jornada desde el establecimiento del estado de alarma. En el caso de trabajadoras que ahora realicen menos horas de trabajo, esta prestación será compatible con el mantenimiento del empleo.

Para tener derecho a este subsidio, tendrán que estar dadas de alta en el Sistema Especial de Empleados del Hogar del Régimen General de la Seguridad Social. La cuantía del mismo será aplicable sobre la base reguladora correspondiente a los ingresos perdidos por las trabajadoras. De esta forma, el Ministerio de Trabajo apuntala todos los colectivos para que nadie se quede sin ingresos durante la actual fase de confinamiento. Estos subsidios tendrán una duración de un mes, aunque se podrán ampliar si el estado de alarma se prolonga.

Comentarios

comentarios