Torres presenta en La Gomera el proyecto piloto de la app ‘Radar Covid’

0
85

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres; los consejeros de Sanidad y de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad del Gobierno regional, Blas Trujillo y Julio Pérez; el director general de Modernización y Calidad de los Servicios, Pablo Hernández, y el presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo, acompañados telemáticamente por la secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial (SEDIA), Carme Artigas, presentaron hoy, martes 30 de junio, en San Sebastián de La Gomera el inicio del pilotaje de la aplicación móvil Radar COVID, un experimento que arrancó ayer, lunes, en esa isla para luego rastrear posibles contagios por coronavirus en una población abierta y en un escenario real.

Ángel Víctor Torres, en su intervención de ese acto oficial, recordó cómo fueron los momentos iniciales en la entrada del coronavirus en Canarias, algo que ocurrió como primer caso en toda España en La Gomera, con el positivo de un turista alemán confirmado el 31 de enero pasado. Además, el presidente de Canarias valoró la puesta en marcha de este proyecto tecnológico en busca de soluciones para controlar de forma más adecuada y eficaz la COVID-19, y se refirió a la aplicación móvil Radar COVID como “una herramienta para cuidarnos más” y a la vez “cuidar a los demás”.

Torres volvió a apelar a la responsabilidad colectiva e individual para tener bajo control la pandemia de la COVID-19, lo que implica atender las recomendaciones y las obligaciones trasladadas por las autoridades sanitarias. El presidente de Canarias afirmó que, tras unos tres meses de confinamiento por la declaración del estado de alarma, ahora resulta “un placer poder llegar a la llamada nueva normalidad”.

El titular del Gobierno autonómico recordó que las “nuevas tecnologías deben estar al servicio de la sociedad” y trasladó la enhorabuena a las administraciones públicas y personas que han participado en tan importante proyecto tecnológico, tanto a los servicios implicados en el proyecto de las administraciones estatal y canaria como al Cabildo insular y al Ayuntamiento de San Sebastián de La Gomera (municipio que es capital de esa isla canaria) por los apoyos prestados para esta prueba piloto tan importante, que además ahora se desarrolla en “un lugar simbólico”.

En la misma presentación, el consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Blas Trujillo, subrayó que “el virus no ha desaparecido y no lo hará hasta al menos dentro de un año, cuando está prevista la disponibilidad de la vacuna o de un tratamiento efectivo”. Trujillo señaló que “Canarias puede estar muy satisfecha del trabajo realizado y de sus cifras actuales sobre la COVID-19, con solo tres personas hospitalizadas”.

Para el consejero de Sanidad, “Canarias ha demostrado que su sistema de salud pública y asistencial ha podido hacer frente a esta pandemia y cerrar la primera etapa con una de las cifras más bajas de contagios y fallecimientos por la COVID-19 en todo el país, siempre lamentando mucho todas esas muertes”.

Trujillo indicó que “una de las claves por las que el propio equipo del Ministerio de Sanidad ha felicitado a la Comunidad Autónoma es la capacidad de detección temprana de los casos y su sistema de rastreo, control y seguimiento de los contactos directos y estrechos para poder activar el protocolo contra la COVID-19”. El consejero añadió que “la detección precoz es esencial tanto para el propio enfermo, que será atendido desde un primer momento, lo que evita complicaciones, como para frenar el foco de contagios y que los brotes y rebrotes afecten al menor número de personas posible”.

En el acto también intervino Julio Pérez, actual consejero de Administraciones Públicas y titular de la Sanidad canaria durante prácticamente toda la crisis sanitaria dentro del estado de alarma. Pérez recalcó que “ya no tenemos, por fortuna, tanta gente a la que curar, pero ahora sí es necesario detectar a personas que pueden contagiarse”. El consejero autonómico puso el énfasis en que “de nuevo son los instrumentos tecnológicos, la organización de las instituciones, la implicación de los ciudadanos y la transparencia los que pueden garantizar el éxito” con esta iniciativa.

En su turno de palabra, el presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo, aseguró que la elección de esta isla como escenario de la prueba piloto es posible “gracias al trabajo bien hecho desde la Sanidad canaria y a la cooperación institucional, con un importante compromiso de los ciudadanos, que han cumplido con las normas durante el confinamiento y ahora en la nueva normalidad”.

Casimiro Curbelo recordó que La Gomera fue el primer territorio nacional en detectar un caso de la COVID-19 y, quizá por eso, “ahora tenemos la suerte y la responsabilidad de participar en la prueba con esta app, cuyo éxito depende de nuestro compromiso, que estoy seguro será pleno”.

En busca de la mayor eficacia para frenar la COVID-19

El Servicio Canario de la Salud y las direcciones generales de Modernización y de Nuevas Tecnologías, junto al Cabildo de La Gomera, colaboraron con el Ministerio de Sanidad y la SEDIA en este proyecto tecnológico, que busca analizar las posibilidad de que esa app de traceo funcione con eficacia en un escenario real para la detección y seguimiento de posibles casos positivos de coronavirus.

Los resultados que se obtengan servirán para que las autoridades sanitarias nacionales y autonómicas valoren la viabilidad de implantar esa herramienta tecnológica en toda España, para reducir el impacto de nuevos contagios, atajar posibles brotes y cortar de forma eficaz una posible cadena de contagios.

Para desarrollar esta prueba piloto se utiliza un modelo descentralizado, basado en el protocolo Decentralized Privacy-Preserving Proximity Tracing (DP-3T), el más respetuoso con la privacidad del usuario.

La Gomera, isla en la que convive la población local con la turística y en la que la colaboración ciudadana ha sido esencial para el control de la pandemia, prueba esta nueva herramienta gracias a la implicación de agentes locales de la Isla: Cabildo y ayuntamientos, que se han encargado de promover la participación ciudadana en este proyecto para poder obtener un buen muestreo y que los resultados sean suficientemente fiables.

Desarrollo de la prueba

El proceso de testeo de Radar COVID en La Gomera se desarrolla en tres fases:

Arranquees la fase inicial que comenzó ayer, lunes, en la que se lleva a cabo una campaña de sensibilización ciudadana a través de difusión en los medios de comunicación y en las instituciones insulares. También se extenderá a las compañías navieras y aerolíneas que operan en la Isla para alcanzar a la población de fuera que visita La Gomera. Además, se formará a los promotores presenciales y telefónicos que se encargarán de captar y asistir en la instalación y el manejo de la app a las personas interesadas en participar en este proyecto. También se enviarán correos informativos con el procedimiento a los voluntarios iniciales, clave para la segunda fase.

Monitorización: comenzará a partir del próximo 6 de julio con la simulación de contagios y su seguimiento. El primer paso será simular un primer positivo en COVID-19 al que seguirán tres oleadas de contagios a partir de los días 10, 13 y 17 de julio. En este fase se hará un estricto seguimiento diario de los indicadores recabados para seguir la evolución de la prueba y detectar hitos relevantes.

Post-piloto: se desarrollará a partir del 20 de julio y en ella se medirán los cuatro objetivos de este proceso, que son: adopción (cuántas personas se descargaron la app); eficacia (cómo ha funcionado); compromiso (cuántos positivos se comunicaron), y retención (cuántos usuarios mantuvieron la app activa).

Todos los resultados obtenidos en este proceso de análisis servirán para la adopción de decisiones futuras sobre el uso de esta herramienta tecnológica.

Privacidad garantizada

El desarrollo utiliza un modelo descentralizado, basado en el protocolo Decentralized Privacy-Preserving Proximity Tracing (DP-3T)el más respetuoso con la privacidad del usuario. Esto implica que sólo se envían al servidor los identificadores cifrados que cada móvil emite, no los que recibe de otros terminales cercanos. Cada cierto tiempo los móviles descargan los nuevos identificadores de contagios confirmados para comparar con sus registros. Es decir, que el cotejo de datos y análisis de riesgo se lleva a cabo siempre en el móvil del usuario y no en un servidor, lo que garantiza la privacidad.

Esta aplicación cumple, por tanto, con todas las garantías fijadas por la normativa europea para salvaguardar la intimidad de la ciudadanía. Además, garantiza la proporcionalidad y minimiza el uso de datos personales. El uso de la aplicación será voluntario y enmarcado en los límites de la emergencia sanitaria, en estricto cumplimiento de las recomendaciones de la Comisión Europea al respecto.

Comentarios

comentarios