Tres puntos para el Cotillo en un Derbi descafeinado

0
189

El calor, la altura de temporada en que nos encontramos, las ausencias, el césped…demasiados inconvenientes para poder presenciar un buen partido. Emoción si que hubo, por aquello del marcador, pero poco más. Estos partidos suelen decidirse por pequeños detalles y este no podía ser menos. El gol de Pedro, de perfecta ejecución, rebotó en la espalda de Julio tras pegar en el larguero, como pudo haber salido fuera de portería.

El Unión salió bien plantado, como queriendo marcar el ritmo del partido y llevar la iniciativa, disputando cada balón dividido como si fuera el último, no dejaba maniobrar a su rival. El Cotillo tardó en despertar, le costo entrar en el choque. Pedro no aparecía y los de Figueroa tenían serios problemas para salir, pero Pedro entró en contacto con el cuero y su equipo parecía otro, se liberó de su marca en el centro del campo y el juego del Cotillo era un poco más fluido, se sacudía el ligero dominio visitante y cogía aire.

Tras la reanudación, el Unión Puerto disfrutó de sus mejores momentos, del 45 al 65, la entrada en el terreno de juego de Carlos tenía bastante que ver, el delantero capitalino creó bastantes problemas a la defensa local, su movilidad y su perseverancia incomoda mucho a los defensores. Con un remate a la madera de Jonás en el minuto 65, el Unión parecía más cerca del empate, pero la veteranía de la zaga local hizo que el encuentro se fuese enfriando poco a poco  hasta que Adargoma, en una entrada absurda, fue expulsado del terreno de juego y puso las cosas mucho más difíciles para los de Míchel Brito.

El Unión Puerto acabó el partido en terreno rival, no se resignaba al marcador, pero tras seis minutos de prolongación, Javier Cardona daba por finalizado el encuentro. Buena actuación del colegiado Gran Canario y sus asistentes que ha pasado desapercibida, y eso es lo mejor que le puede ocurrir a un equipo arbitral. Pocas ocasiones, poco fútbol, pocos disparos a gol, muchos nervios, muchas interrupciones y muchas imprecisiones en los dos equipos.

Echamos de menos más calidad sobre el césped, más imaginación, pero aplaudimos la valentía de los dos técnicos por apostar por gente joven, los dos equipos están dando oportunidades a chavales con ganas, se han rejuvenecido bastante, veremos si cuando se recuperen lesionados y demás se sigue contando con ellos. En definitiva, el Derbi habrá gustado más a unos que a otros, pero la emoción duró hasta el pitido final. Buena presencia de aficionados, unos 360 se dieron cita en una mañana muy calurosa. Los tres puntos se quedaron en el norte de la isla, pro esto no ha hecho más que empezar.

Comentarios

comentarios