El pueblo de Valle de Santa Inés, en el municipio de Betancuria, recordaba ayer a Vanesa Santana Padilla, al cumplirse un año de su muerte asesinada a manos de su propio primo. En frente de su casa se reunieron familiares y amigos que quisieron recordarla.

Carta de una madre

«Tú estas aquí entre nosotros y a tu familia. Aunque no te veamos, nos escuchas», señaló Sonia. Además, añadió que «tu voz, tu ternura habita en nuestros corazones y, aunque no entendamos porqué te hicieron partir antes de tiempo, cuando tú no hiciste daño a nadie, siempre estarás en nuestros corazones, y aunque todos los días de nuestra vida no serán iguales sin ti, ojalá yo pudiera ponerme en tu lugar mi princesa, porque sin ti nuestras vidas son demasiado dolor y tristeza. Quisiera volver atrás, pero sé que no se puede. Nos duele tanto que te hayan hecho partir aunque yo te siento dentro de mí como cuando estabas en mi vientre. Sabes… yo ya no temo a la muerte porque sé que esperándome estarás para por siempre estar juntas y abrazarnos hasta la eternidad. Te amamos, mi princesa. Esperamos que un día podamos estar los cuatro juntos y felices : tu padre, tu hermano, tú y yo….»

Comentarios

comentarios