Unidad institucional en Fuerteventura para ser un destino seguro

0
194

Dentro de la dinámica establecida por los concejales de Turismo de los
distintos ayuntamientos majoreros en pro de seguir avanzando en la hoja
de ruta conjunta, ayer tuvo lugar un nuevo encuentro en el Ayuntamiento
de Puerto del Rosario.

En representación de los consistorios asistieron Sonia Álamo, por Puerto
del Rosario; Rosi Padrón, de Betancuria; Marisol Placeres, edil de
Pájara; Deborah Edgington, por Antigua; Yurena Vera, como concejala
de Tuineje, y Celino Umpiérrez, del Ayuntamiento de La Oliva.

Además de los/as concejales/as y técnicos/as de los municipios,
acudieron el gerente del Patronato Insular de Turismo, Moisés Jorge; el
presidente de Asofuer, Antonio Hormiga, y Elena Rodríguez y Bernard
Eberstadt, en representación de los guías turísticos/as de la
Fuerteventura.

En primer lugar, tanto Elena Rodríguez como Bernard Eberstadt
sugirieron, una vez más, la instalación de sistemas informáticos que
controlen aforos y capacidades de carga, pantallas de información y
sensores, todo ello para poder conocer la afluencia de visitantes en los
puntos críticos y poder evitar así las masificaciones. Los/as guías ven
necesario, asimismo, impartir cursos para educar y concienciar a la
población sobre la COVID-19.

Por su parte, el gerente del Patronato, Moisés Jorge, hizo hincapié en la
importancia de la promoción y la diversificación de la oferta, variando las
rutinas de los guías de cara a 2021, y recordó las subvenciones que
ofrece el Gobierno Regional al sector, para lo que es necesario elaborar

propuestas novedosas. Jorge insistió, asimismo, en el modelo turístico de
seguridad, para lo que es imprescindible un control sanitario, tanto en
origen como en destino.

Por otro lado, el presidente de Asofuer, Antonio Hormiga, lanzó un claro
mensaje de unión, señalando que es necesario remar todos en la misma
dirección para salir cuanto antes de esta situación, para lo que ofreció
toda la colaboración posible.

Apuesta por las banderas azules y Fuerteventura como destino
seguro

Los concejales de Turismo de Fuerteventura coinciden en seguir
apostando por las banderas azules, un galardón que aporta un plus de
calidad y seguridad a las playas de la isla, al tiempo que apuestan por
continuar coordinando políticas en defensa del sector, que sitúen a
Fuerteventura como un destino de primer orden seguro.

En este sentido, los responsables locales en materia turística coinciden
en señalar a Fuerteventura como destino turístico seguro ante la reciente
apertura del mercado después del parón por la crisis sanitaria de la
COVID-19.

Desde los municipios se destaca que los establecimientos hoteleros y
extra-hoteleros se han adaptado a la llamada nueva normalidad y están
preparados para recibir al turista con garantías.

El alcalde capitalino, Juan Jiménez, y la concejala Sonia Álamo, hacen
un llamamiento al conjunto de la ciudadanía, destacando al respecto la
importancia de la responsabilidad individual en el cumplimiento de las
normas de seguridad señaladas por las autoridades sanitarias.

Comentarios

comentarios