Nuestros vecinos están enfermando

0
1792

Los vecinos buscan el apoyo de los ciudadanos de Fuerteventura y la voluntad de la Administración local e insular para tomar soluciones urgentes. Los afectados denuncian, en presencia del consejero de Energía del Cabildo, Jose Juan Herrera,  los daños que ocasiona la proximidad de la Central Eléctrica con las viviendas (a menos de treinta metros). La vibración, ruido y contaminación aérea «es mucho más extensa, pues la nube de contaminación muchas veces atraviesa El Matorral, incluso ha llegado en más de una ocasión a Caleta de Fuste», señala Asterio Pérez Martín, vecino de El Charco.

Ante esta situación, los miembros de la Plataforma de la Barriada de El Charco presentaron a la Administración 5000 firmas «que nunca fueron escuchadas», según aseguran, «los motores 1, 2 y 3 de la Central Eléctrica Las Salinas datan de 1975, como ciudadanos imaginen el estado actual de esa infraestructura que ya suma más de 40 años». Tales circunstancias han motivado la solicitud de emisiones contaminantes, «además de la contaminación del suelo, las agua subterráneas y el monóxido de nitrógeno para evaluar la calidad del aire». Loa afectados recordaron en los micrófonos de El Magacín la Directiva Europea que obliga a España a implantar de forma definitiva criterios de eficiencia energética A antes del año 2020, «no debemos olvidar que cada año nos multan por incumplir estas directrices y es una sanción que pagamos todos».

Sobre la transición paulatina hacia modelos energéticos sostenibles, Mariola Ceballos y Pau Valverde de la Plataforma por un Modelo Energético Sostenible, «la inversión en paneles solares y fotovoltaica está siendo mínima. No podemos evolucionar en renovables si siguen estando castigadas por ley».

Puedes escuchar la entrevista completa aquí:

Por su parte, el consejero de Energía del Cabildo insular, Jose Juan Herrera, participó de forma activa en El Magacín con la asociación de vecinos afectados, «mi objetivo no es trasladar la Central Eléctrica, mi objetivo es implantar renovables pero tengo que ser sincero, desde el Gobierno tenemos que garantizar el suministro de energía y hasta que no cambie la legislación tenemos las manos atadas». Herrera denuncia que la legislación actual impide la instalación de un parque de 30 megavatios en Fuerteventura y obstruye la apuesta por las energías sostenibles, «la legislación actual sigue castigándonos con el impuesto al sol».

El Cabildo de Fuerteventura ha encargado un estudio genérico de la energía en Fuerteventura que marcará la hoja de ruta insular, «tenemos que saber a dónde queremos llegar, mi apuesta está dirigida a la autoproducción de energía y colaborar con las familias para conseguirlo, pero la legislación no nos permite plantear grandes proyectos».

Comentarios

comentarios