21 C
Provincia de Las Palmas
jueves, 29 octubre 2020
Inicio Noticias El videoclub Oliver se resiste a desaparecer

El videoclub Oliver se resiste a desaparecer

0
473

En la era de Netflix y el consumo a la carta de películas y series, aún sobrevive uno de los pocos videoclubs que sigue abierto en Fuerteventura desde hace 13 años. Si bien suma miles de socios socios, no hay semana que pasen entre 150 y 200 por la tienda para adquirir un buen rato de cine. Los vecinos siguen alquilando, otros compran los DVD a un precio imbatible, o esperan un asesoramiento personalizado a la hora de elegir una película de muy diversos géneros. “El alquiler en Fuerteventura no es residual, y hay clientes que vienen las veces que sea necesario a por una película específica”, explica Ismael, que se ha ido quedando tan solo que ni competencia tiene. “Las plataformas online y el cine no son competidores, al contrario, se trata de actividades complementarias que no se pisan”.

Pocos han podido sobrevivir a la invasión de Internet. Las descargas y las películas online han ido cerrando casi la totalidad de los videoclubs. Vivieron su época de gran apogeo en los años 90 y con el cambio de siglo muchos mantuvieron su tirón, pero aquellos locales repletos los fines de semana de cinéfilos y juventud han ido pasando a la historia. En Fuerteventura aún resiste Video Club Olíver, un clásico que se mantiene en pie desde el año 2002, con más de 25 años de trayectoria en el resto de las islas.

Para saber cómo lo han conseguido invitamos a Ismael Martín, encargado y miembro de la empresa desde hace 17 años, a contarnos la historia de este establecimiento ante los micrófonos de El Magacín de Onda Fuerteventura, hablamos de los géneros (incluido el documental), los estrenos, la reventa de películas, los formatos más demandados, libros para cinéfilos y un sinfín de detalles relacionados con el videoclub decano de Fuerteventura.

“La primera mitad de los ochenta fue la época esplendorosa del vídeo”, asegura Ismael. Entonces, competían los formatos Beta y VHS, que saldría victorioso de la pugna y no conocería rival (si acaso, el Laserdisc, que no le hizo sombra) hasta la llegada del DVD y el Blu-ray. Sin embargo, la cultura del videoclub fue menguando y hoy el trabajo de Ismael y sus compañeros bien podría encajar en la categoría de viejos oficios, «la experiencia de 25 años en el sector nos ha demostrado que se sigue consumiendo cine a pesar de las descargas y que una gran parte de la gente prefiere acudir al videoclub de toda la vida. Para nosotros no sólo pretende ser un medio para ganarse la vida, es una filosofía, yo mismo he podido ver más de 15.000 películas en toda mi vida».

Ismael, con amplia sonrisa y la amabilidad que caracteriza a quien está acostumbrado a asesorar sobre cine nos deja dos recomendaciones para el fin de semana, una de ellas es la película más demandada del momento, «Warcraft: el origen», la otra, un film para disfrutar en familia «Alicia a través del espejo».

Comentarios

comentarios

A %d blogueros les gusta esto: